LA POSGUERRA DE IRAK | Muerte de civiles

Soldados de EE UU disparan contra una manifestación y matan a 13 iraquíes

Un portavoz norteamericano sostiene que los militares respondieron a disparos contra ellos

Trece iraquíes, entre ellos varios adolescentes, murieron en la noche del lunes en la localidad de Faluja, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, cuando tropas de Infantería de EE UU abrieron fuego contra un grupo que se manifestaba gritando consignas a favor del ex dictador iraquí Sadam Husein, según se informó ayer en Bagdad. Un portavoz del Ejército de EE UU aseguró que sus soldados respondieron a disparos efectuados contra ellos con fusiles de asalto Kaláshnikov, pero autoridades religiosas locales negaron que los manifestantes fueran armados.

Más información

El 66º cumpleaños de Sadam Husein estaba casi vencido con una tranquilidad que rompía muchas previsiones. Numerosos bagdadíes, temiendo una acción de los fedayin fieles a Sadam, no abrieron sus negocios y circulaban rumores de inminentes "ataques con cohetes", no se sabe de quién ni de dónde. Al caer el sol, en Faluja, una localidad en la zona de Ramadi, feudo de fieles a Sadam Husein y todavía peligroso punto de paso para los convoyes que llegan a Bagdad desde Jordania, unas 500 personas salieron a manifestarse contra la presencia de las tropas de EE UU en la escuela de la ciudad. Según testigos, los manifestantes portaban banderas de Irak y algunos retratos de Sadam, además de gritos contra los estadounidenses y se recordaban algunas de las consignas que utilizaba el régimen.

Otros testigos aseguraron que en ningún momento se mencionó al anterior presidente y que el único motivo de la manifestación era exigir a las tropas que abandonaran la escuela de la localidad, que habían ocupado dos días antes, siendo ésta su primera presencia en Faluja desde el final de la guerra. "Era una manifestación pacífica. Nadie llevaba armas", recalcó a la emisora británica BBC un clérigo local de la rama sunní.

Las versiones difieren completamente sobre lo que ocurrió a continuación. Las autoridades religiosas locales aseguran que los soldados comenzaron a disparar indiscriminadamente contra la multitud, matando a 13 personas e hiriendo de diversa consideración a varias decenas. Por su parte, un portavoz estadounidense informó de que previamente los militares, pertenecientes a la 82ª División Aerotransportada, recibieron disparos realizados con fusiles de asalto AK-47, conocidos como Kaláshnikov, por francotiradores situados en la multitud. Un testigo local citado por la agencia France Presse corroboró esta versión. Los estadounidenses no quisieron dar un número de víctimas.

El entierro de los muertos se produjo ayer en medio de escenas de ira entre los numerosos asistentes llegados desde las localidades cercanas, mientras las tropas de EE UU se mantenían en un discreto segundo plano. La noticia no fue conocida en Bagdad hasta mediada la mañana y sólo produjo algunas protestas esporádicas. No es el primer incidente de este tipo en el que se ven implicadas las tropas de EE UU, que tienen permiso para disparar ante cualquier amenaza, algo que también conocen las autoridades religiosas locales. De hecho, las manifestaciones de protesta que realizan los chiíes destacan por el riguroso orden que imponen los ayatolás para evitar cualquier actitud que pueda ser interpretada como amenazante.

Mientras tanto, la capital iraquí vive pendiente de la reunión que tienen prevista celebrar hoy los seis pesos pesados de la política iraquí.

La tumba de una de las víctimas del tiroteo, cubierta por una bandera iraquí, en el cementerio de Faluja.
La tumba de una de las víctimas del tiroteo, cubierta por una bandera iraquí, en el cementerio de Faluja.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50