Entrevista:CARMEN VILLAHIZÁN | Presidenta de AMPEA

"Ajuria Enea rechaza a los críticos"

Carmen Villahizán (1950, Villegas, Burgos), es la presidenta de la Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava (AMPEA), y desde hace medio año está dolida con el Gobierno vasco "porque no acepta las críticas", y en vez de respetar la pluralidad "rechaza al que no comulga con el Plan Ibarretxe". La pasada semana, la asociación celebró una jornada de debate político a puerta cerrada y remitió al lehendakari las conclusiones de su trabajo.

Pregunta. ¿Cuantas mujeres forman la asociación?

Respuesta. Somos 156 entre profesionales, empresarias y directivas. Pero lo que no sabemos, porque no existen datos oficiales, qué cuota representamos respecto a todos los empresarios. El Eustat no hace nada respecto a esto. Y eso a pesar de que somos mujeres que estamos creando riqueza en Álava, aportando nuestro conocimiento y cualificación para el desarrollo de la provincia, y además con ideas muy diferentes y plurales.

P. Sin embargo coinciden con Confebask en que el Plan Ibarretxe genera incertidumbre en la sociedad vasca.

R. Efectivamente, tras la reunión con el lehendakari, en octubre, fuimos muy críticas, porque cualquier propuesta tiene que hacerse desde el respeto a todas las sensibilidades, y sabemos que aquello no fue muy bien visto en Ajuria Enea. Hay que respetar y no rechazar a quienes hacemos declaraciones críticas.

P. ¿Les están ninguneando desde el Gobierno vasco?

R. En algunas consejerías se nos ha cerrado la puerta después de estar citadas. También se excusaron y nadie del Gobierno vasco vino a la entrega de premios de AMPEA en noviembre. Creemos sinceramente que, frente a una repuesta tan importante como la de Confebask, no se puede reaccionar diciendo: "tú estas contra mí". Eso lo hizo un dictador y nosotros no estamos en contra de nadie. No estamos confrontando nada con el lehendakari, sólo le dijimos lo que pensamos.

P. ¿Fueron más críticas que Confebask con el Plan Ibarretxe?

R. Nos alineamos con Confebask, pero, en prueba de pluralidad, la pasada semana celebramos una reunión política a puerta cerrada para debatir sobre ese asunto y le remitimos las conclusiones al lehendakari. Espero que nos responda. Los hombres tienen más responsabilidad que las mujeres en la conformación de este desastre de sociedad que tenemos. Por eso creemos que la paz incluso debiera de ser negociada por mujeres.

P. ¿Quiere decir que ustedes no se levantarían de la mesa?

R. Durante el debate una socia quiso irse enfadada y al final todas reflexionamos que no deberíamos tener comportamientos de hombres y que hay que seguir hablando. Los hombres arrastran el déficit de mucho machismo herido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50