Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SACUDIDA EN EL SECTOR ENERGÉTICO

Gas Natural pretende centrarse en Brasil, Argentina y México

El grupo da servicio a más de 24 millones de clientes en todo el mundo

La fusión entre Gas Natural e Iberdrola daría lugar a un importante conglomerado energético en España e Hispanoamérica, con 24,3 millones de clientes. La empresa gasística tiene planes muy concretos para reordenar todas las participaciones en el exterior: centrarse en los mercados donde se puede conseguir tamaño y ahorro de costes (Brasil, Argentina, México y Colombia) y replantearse la presencia en el resto (Uruguay, Honduras, Guatemala, Chile y Bolivia).

Si triunfa la OPA hostil de Gas Natural sobre Iberdrola, y las autoridades de Competencia no recortan el alcance de la fusión, el grupo que salga de la operación será un líder energético con 24,3 millones de clientes en todo el mundo, de los que 13,4 millones estarán en el mercado doméstico, y el resto, en el exterior, fundamentalmente en Hispanoamérica.

Sin embargo, los planes de Gas Natural pasan por una profunda reorganización de la presencia en el exterior, consolidándose en aquellos países donde se pueda conseguir tamaño y, sobre todo, donde se logren ahorros de costes con la integración de la cadena de valor de gas.

En este sentido, Gas Natural pretende afianzarse en los países donde ya está presente individualmente (Brasil, Argentina, Colombia y México) y replantearse "selectivamente" las inversiones en Bolivia, Chile, Uruguay, Guatemala y Honduras, donde sólo está Iberdrola.

El objetivo último es integrar la actividad tanto en la generación (mediante las centrales de ciclo combinado) como en la distribución, dando prioridad a la oferta dual de gas y electricidad, así como otros servicios.

Gas Natural es el líder indiscutible del mercado del gas en España, del que conserva el 72% de cuota. En el último año incorporó 567.000 nuevos clientes de gas y cerró el ejercicio con 8,1 millones de clientes, 4,2 millones en España y 3,9 millones en Latinoamérica.

Pero además, el grupo catalán también comienza a tener presencia en el mercado de la electricidad. Las ventas de electricidad en el mercado liberalizado se triplicaron en 2002 respecto al año anterior y alcanzaron los 2.571 gigavatios-hora. Gas Natural Comercializadora cuenta con una cuota del mercado eléctrico liberalizado superior al 4%.

En cuanto al volumen de gas operado en el exterior en 2002, la compañía superó los 19.400 gigavatios-hora, un 51% más que durante el ejercicio anterior. El volumen de ventas al mercado americano representó un 82% del total de las ventas realizadas en el año 2002, aunque también tiene presencia en Marruecos a través de las sociedades EMPL y Metragaz.

Aportación positiva

Las ventas de la actividad de gas en Latinoamérica superaron los 128.300 gigavatios-hora, que, por países, se distribuyeron de la siguiente forma: 58.436 en Argentina, 29.869 en Brasil, 7.422 en Colombia y 32.577 en México. En conjunto, las ventas de gas crecieron un 16% respecto a 2001.

En 2002, todas las distribuidoras latinoamericanas tuvieron una aportación positiva al resultado operativo del grupo, a pesar del descenso de los resultados en Argentina. El importe neto de la cifra de negocios de la actividad de distribución de gas en Brasil, Colombia y México alcanzó los 592,6 millones de euros, un 37% más que en 2001.

En cuanto a Iberdrola, finalizó el año 2002 con una cuota del mercado eléctrico cercana al 40%, alcanzando los 9,2 millones de clientes, con un crecimiento de 218.000 respecto al ejercicio anterior.

Y si Gas Natural ha comenzado a introducirse en el mercado liberalizado de la electricidad, recíprocamente, Iberdrola comenzó el pasado año su actividad en el mercado del gas, para el que se plantea un objetivo muy ambicioso: alcanzar un 7% del volumen total en 2006. Por el momento, ya ha arrancado un 4,5% del total del mercado.

En el exterior, sus dos principales mercados son Brasil y México, origen del 5% y el 4%, respectivamente, del total de sus ingresos, aunque con un gran potencial de crecimiento, como prueba el hecho de que el negocio en México haya crecido un 64% en el último año. Iberdrola ha acometido ya una serie de desinversiones en otras áreas como las telecomunicaciones, donde llegó a ser socio de Telefónica en Brasil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de marzo de 2003