Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | Los preparativos

Rumsfeld anuncia que las tropas estadounidenses están listas para atacar en cuanto Bush lo ordene

Nueva York / Washington

Las tropas de EE UU se encuentran ya listas para lanzar un ataque contra Irak y sólo esperan la orden en este sentido del presidente, George W. Bush, según anunció ayer el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, en un programa de televisión.

"En este momento, si el presidente lo decide [lanzar un ataque contra Irak] el Departamento de Defensa tiene la capacidad y la estrategia para realizarlo", declaró Rumsfeld , quien en otro momento aseguró que tanto los soldados de Estados Unidos como las fuerzas desplegadas por Reino Unido en la zona ya están listas para entrar en combate.

Por su parte, el jefe de la diplomacia estadounidense, Colin Powell señaló que EE UU ha presentado su "acusación ante la ONU". "Aquí no se trata ni de chantajear ni de amenazar", añadió. EE UU necesitará, sin embargo, todo su poder de persuasión para salir del atolladero diplomático en el que se encuentra y en el que seguirá estando la próxima semana cuando presente su proyecto de resolución contra Irak. La oposición en el seno del Consejo de Seguridad sigue siendo más firme que nunca.

"Confiamos en todos los países del Consejo. (...) Esperamos que analicen los hechos y las pruebas" antes de tomar una decisión, indicó Powell durante una rueda de prensa con el secretario general de la OTAN, George Robertson. La resolución que EE UU y Reino Unido esperan distribuir la semana que viene, impondrá "de forma explícita o implícita" un ultimátum a Bagdad para que coopere, precisaron ayer los británicos. "No estoy seguro", declaró Powell sobre la posibilidad de que el ultimátum fuera explícito.

Ayer Irak hizo un nuevo gesto al entregar a los inspectores una nueva lista de científicos que participaron en la destrucción de armas biológicas y misiles. "Estamos estudiando estas listas y pueden ser nombres potenciales de entrevistas", declaró el portavoz de la agencia de desarme (Unmovic).

La guerra sigue siendo la peor alternativa para la mayoría del Consejo. La situación está completamente bloqueada. Ya no se trata de otorgar más tiempo a los inspectores, sino de evitar que la ONU se autoinmole. Algunos miembros no permanentes, como México, Chile, Angola y Pakistán, estarían incluso dispuestos a abstenerse si los "grandes", Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China, no consiguen encontrar pronto un terreno de encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de febrero de 2003