Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CURTIS HANSON | Director | ESTRENO | '8 millas'

"Las letras de Eminem en '8 millas' describen el sórdido mundo de Detroit"

La última obra realizada por Curtis Hanson (Reno, Nevada, 1945), 8 millas, ha recaudado cerca de 120 millones de dólares en Estados Unidos. El director de L. A. Confidencial y Jóvenes prodigiosos, que presentó su película en Madrid, rechazó que sea la autobiografía del cantante Eminem y apuntó que lo que se refleja en ella es el mundo de los barrios de Detroit, la ciudad de las fábricas de automóviles. Basada en la vida de la estrella de rap, se estrena hoy en España.

8 millas se desarrolla en el Detroit de 1995, "cuando el rap vivía ya un buen momento, pero no de forma comercial. Un Detroit cargado de fantasmas en una época en la que ya había dejado de ser una brillante promesa industrial y se había convertido en un hervidero de parados y de conflictos económicos y raciales. Eminem realiza con sus canciones una descripción del sórdido mundo que se vive en mucho barrios de Detroit".

"Trabajar con el cantante se convirtió en una tarea larga, laboriosa y difícil"

La película cuenta la vida de un joven que trabaja en una fábrica de coches, que convive con una familia desestructurada y que se desenvuelve en el mundo de los negros por sus canciones.

Curtis Hanson se embarcó en la aventura de este filme porque, afirma, "me interesaban la historia, los personajes y quería contarsélo al público. Quería mostrar cómo es el mundo de Detroit, ese mundo en el que la gente intenta salir adelante a pesar de las situaciones adversas en las que vive, de jóvenes que han perdido los valores clásicos y a los que que lo único que les une es el hip-hop".

"Pero también", añade, "un Detroit cuna del jazz, el blues, el gospel, el motown y ahora el hip-hop, porque es gente que vive circunstancias duras, pero tienen un gran espíritu musical, y han sustituido las iglesias, como lugar de reunión, por los clubes, en los que se ofrecen peleas dialécticas y musicales entre raperos, algo que una gran parte de Estados Unidos y, por supuesto, el resto del mundo desconoce".

Ése fue uno de los principales motivos por los que Curtis Hanson dijo sí a la película, "el de explorar en ese mundo desconocido y mostrar a esos jóvenes que se buscan la vida sin tener como referencia elementos tradicionales como una familia, la escuela o, sencillamente, la Iglesia".

El guión de la película se escribió pensando en el cantante de rap Eminem y, según cuenta Hanson, cuando le ofrecieron la película y el músico aceptó protagonizarla "se convirtió en mi guía para descubrir ese mundo que yo quería describir". El realizador afirma que en su filme "hay muchas coincidencias entre Eminem y el personaje que interpreta, sobre todo en el lado emocional. Es un chico blanco criado en un mundo de negros".

Trabajar con Eminem, según el director, se convirtió "en una tarea larga, laboriosa y muy difícil. Él no estaba acostumbrado a los diálogos, aunque sí a estar sobre un escenario. Antes de comenzar el rodaje estuve ensayando con él durante seis semanas, y fue un proceso muy complicado; a pesar de haberse mostrado disciplinado durante todo el tiempo que duró el proyecto, el día que acabamos de rodar me dijo: 'Nunca más".

El director de 8 millas defiende a Eminem de las críticas que le acompañan sobre su supuesta homofobia, misoginia, racismo y fascismo. "Él viene de un mundo en el que todo eso está muy presente. Es un mundo muy masculino, en el que es imposible sacar esas letras tan duras y hostiles del contexto, ya que son palabras cargadas de humor, ironía y emoción, convertidas en puños para evitar la sangre, pero que han de ser pronunciadas en un momento muy concreto".

Curtis Hanson eligió a Kim Basinger como madre de Eminem -una mujer alcohólica, mala madre y despreocupada con sus hijos- porque "sabía que ella era capaz de darle la humanidad y la calidez que necesitaba el personaje".

Con una banda sonora compuesta por el propio Eminem, que tiene en el mercado álbumes de éxito como su multipremiado The Eminem show, al director le gustaría que "por lo menos las partes musicales fueran respetadas en inglés en los doblajes", aunque 8 millas "no es tan sólo una película musical, sino un filme sobre esa América oscura que no sale en el resto de las películas americanas. Esa América que está lejos del tan conocido sueño americano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de febrero de 2003