Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BENITO POCINO | Actor | ESTRENOS | 'La gran aventura de Mortadelo y Filemón'

"Mis amigos me llamaban Mortadelo para fastidiarme"

Benito Pocino (Barcelona, 1957) es uno de los grandes hallazgos de Mortadelo y Filemón. Un semiprofesional que habla con acento catalán y que en la vida real es funcionario de Correos ("atiendo al público en la ventanilla"). Ésta es su primera película como protagonista, tras varias como figurante. Flaco y espigado, con sus gafas de culo de vaso y sus ojos saltones, Pocino se parece tanto a Mortadelo sin maquillaje como en la película. "Mis amigos me llamaban Mortadelo para molestarme, pero como eran amigos no me molestaban casi", dice.

Pregunta. Surrealista, feíllo, gracioso... ¿Es el nuevo Luis Ciges?

Respuesta. Un segundo Luis Ciges. Él era profesional y lo hacía mejor.

P. ¿Su primera película como protagonista?

R. Sí, la primera que hago. He tenido mucha suerte. Y tengo mucho que aprender. La mayoría de actores son profesionales y yo soy semiprofesional, aunque he tenido un preparador estupendo para vocalizar, Juan, y el papel ha sido lo que quería Javier Fesser, un Mortadelo muy distinto del que yo tenía pensado, menos pícaro. Javier me hizo bajar de las ramas y estar más suave. Pero creo que está muy logrado, porque me he reído del personaje, y reírse de uno mismo es lo más difícil.

P. Creo que hizo una película con Bigas Luna.

R. Sí, fui figurante en Angustia. Me llevó mi amiga Sophie. Había un asesino americano, Michael, que mataba y arrancaba los ojos a la gente. Yo era uno de los muertos, y aprovecharon mis órbitas oculares para hacer los efectos especiales.

P. ¿De niño era lector de Mortadelo y Filemón?

R. Sí, desde 1962 o 63. Me gustaba bastante.

P. ¿Y alguna vez pensó que acabaría dando vida a Mortadelo?

R. Jamás en la vida.

P. ¿Le decían que se parecía a él?

R. Mis amigos me lo decían. Para fastidiarme.

P. ¿Y le molestaba?

R. Lo toleraba porque eran amigos. Y ahora va a ser un personaje que va a hacer reír a la gente. Eso está bien.

P. Antes le hacía rabiar y ahora es su primer papel protagonista.

R. Sí, y además es casualidad, porque una amiga maquilladora me dijo lo del casting, pensé en mandar el currículo, pero no lo mandé. Y luego me llamaron ellos, después de ver mi foto, por casualidad, para otro personaje.

P. ¿Y ahora está dispuesto a seguir su carrera en el cine?

R. Ya me han contratado para otra película. Es un director con ideas geniales. Pero no puedo decir quién. Ahora no pega.

P. ¿Otro protagonista?

R. No, un figurante, pero bastante interesante. Rompe los esquemas de lo que hago aquí.

P. ¿Y es usted culé?

R. No me gusta el fútbol. Prefiero los deportes neutros. El tenis, la natación, la gimnasia artística, el boxeo...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de febrero de 2003