Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

París sospecha que Madrid está "hinchando" la factura del 'Prestige'

Las autoridades francesas creen que las españolas están "hinchando" el coste de los daños del Prestige, según informó el periódico francés Le Monde en su edición de ayer. Las primeras divergencias entre los dos países aparecieron tras la reunión del Fondo Internacional de Indemnización de Daños debidos a la Contaminación por Hidrocarburos (FIDAC) que se celebró en Londres el lunes y martes pasados.

El FIDAC, un organismo intergubernamental que reúne a 85 países, dispone de 172 millones de euros, aportados por las compañías petroleras, para hacer frente a las consecuencias de la marea negra del Prestige. Sin embargo, el Gobierno español superó ese techo y estimó los daños en 1.000 millones de euros, sin contar las indemnizaciones individuales, según el rotativo.

París, que toma como referencia el coste de la limpieza del desastre del Erika, estaría en desacuerdo con esa cifra. La limpieza de las costas de Bretaña tras el vertido de fuel de aquel petrolero en 1999 importó 190 millones de euros. Un "observador neutral" citado por el vespertino francés considera "astronómica" la cantidad solicitada por España, que ha prometido "afinar las cifras".

El administrador del FIDAC, el sueco Mans Jacobsson, calculó el 29 de enero que limpiar de chapapote las costas españolas costaría de 150 a 200 millones de euros, pero se negó a emitir una cifra provisional de indemnizaciones, para no "atizar la rabia de las víctimas".

Si los dos países no se ponen de acuerdo, las ayudas del FIDAC se podrían bloquear. Y si presentasen sus reclamaciones íntegras, ambos Estados acapararían los fondos disponibles de modo que se verían perjudicados los particulares afectados.

El Estado francés estaría dispuesto a dar prioridad a las reclamaciones de las víctimas particulares, como hizo en el caso del Erika, si España hiciera lo mismo. Sin embargo, según Le Monde, el Gobierno de José María Aznar no está dispuesto a primar las indemnizaciones a particulares sobre las que podrían corresponder al Estado.

El organismo internacional ha pospuesto hasta mayo su decisión mientras espera que España y Francia afinen sus cálculos.

Fuentes del Gobierno español negaron que se estén inflando las facturas y que las autoridades francesas hubiesen manifestado alguna protesta al respecto en la reunión del FIDAC. En todo caso añadieron que los cálculos de los costes son todavía provisionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003