Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | Los preparativos de un ataque

La policía realizó cacheos exhaustivos y controles a las afueras del Congreso

El Congreso se convirtió ayer, ante la expectación creada, en un lugar rodeado de policías y manifestantes. Los primeros, además de realizar un control más fuerte de lo habitual de las calles cercanas, impidiendo el acceso a toda la zona de quien no estuviera acreditado, realizaron unos exhaustivos cacheos, nada habituales.

Quienes los sufrieron fueron los invitados de la oposición, la mayoría de ellos actores reconocidos. La mayor parte comparó esta actitud de la policía con los tiempos anteriores a la democracia. El actor Juan Echanove recordó que nadie le cacheaba desde 1973, en tiempos del franquismo.

La acción no es habitual. Incluso la actriz Pilar Bardem y el humorista Gran Wyoming recordaron que han estado en otras ocasiones en la tribuna siguiendo debates sin que nadie les cachee, y mucho menos de la manera tan exhaustiva en la que se realizó ayer. "Yo vine al Congreso hace poco, durante la tramitación de la Ley Integral contra la Violencia de Género, y comprobé que en la tribuna de invitados no se puede hablar, pero no sufrí el cacheo que he sufrido hoy", explicó Pilar Bardem.

Otra actriz, Ana Belén, sufrió un cacheo tan exhaustivo que a la salida, cuando fue expulsada, le pidieron perdón. "Me acaban de decir que esto que ha ocurrido no es lo normal". Otros actores, como María Barranco, también sufrieron la presión de la policía, como puede comprobarse en la fotografía.

La situación llegó a tal extremo que tanto el PSOE como Izquierda Unida han anunciado que pedirán unas disculpas públicas y sobre todo que la policía explique por qué se comportó ayer de una forma tan poco habitual con personajes conocidos, que sólo exhibieron unas camisetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de febrero de 2003