Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula presenta el ambicioso plan Hambre Cero para Brasil

Río de Janeiro

Luiz Inácio Lula da Silva presentó ayer en Brasilia el que considera el programa más ambicioso de su Gobierno: acabar en cuatro años con el hambre de más de cuarenta millones de personas. Lula afirmó que su guerra contra el hambre pretende movilizar a toda la sociedad civil, que según dijo "está demostrando hambre de participación en esta guerra". Un denominado Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria dependerá directamente de la presidencia de Brasil y estará integrado por 12 ministros y 50 personalidades de la sociedad civil.

Lula ha querido que apadrinen su proyecto Hambre Cero personajes famosos y populares como el futbolista Ronaldo, la modelo Gisele Bündchen o el escritor Paulo Coelho, que ya han anunciado que contribuirán económicamente al proyecto.

Para acentuar la importancia de su proyecto, Lula quiso que estuvieran ayer presentes también la mitad de los miembros de su Gobierno y 18 gobernadores de Estados. "Luchar contra el hambre", dijo Lula, "no es sólo llenar la barriga de la gente, sino ofrecerle la nutrición suficiente para poder desarrollarse sanamente". El presidente aseguró que ha querido empezar dando alimentos -"los que tienen hambre tienen prisa", explicó-, pero insistió en que el plan es más ambicioso: "Queremos dar a todos los brasileños dignidad y autoestima, ofreciéndoles posibilidades de trabajo, de educación y de sanidad".

"Incluso con hambre, Brasil ha conseguido grandes cosas; cuando esté bien alimentado, imagínense lo que será capaz de realizar", concluyó Lula.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 2003