Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba celebra el 150º aniversario del nacimiento de José Martí

Con un abultado programa de actividades culturales y políticas, Cuba celebra desde el pasado fin de semana el 150º aniversario del natalicio de su héroe nacional, José Martí. Los homenajes al pensador y prócer de la independencia cubana incluyen exposiciones, emisión de sellos y billetes de curso legal, conciertos, publicación de libros y revistas y también la conferencia internacional Por el equilibrio del mundo, en la que participan más de 500 personalidades y estudiosos de la obra de Martí procedentes de 40 países; entre otros, el ex mandatario mexicano Miguel de Lamadrid, el intelectual norteamericano James Petras y el escritor español Ignacio Ramonet.

El 150º aniversario del natalicio de Martí, que se cumplió el martes, fue esperado la noche anterior por 20.000 estudiantes, que desfilaron con antorchas desde la Universidad de La Habana hasta la Fragua Martiana, en época de la colonia una cantera donde Martí cumplió condena de trabajos forzados por sus actividades revolucionarias. La manifestación, en la que sorpresivamente no participó el presidente cubano, estuvo encabezada por el ministro de las Fuerzas Armadas, Raúl Castro, que descubrió una estatua del joven preso político José Martí. Sin duda, una las facetas más resaltadas es la del compromiso político del fundador del Partido Revolucionario Cubano, del que se considera heredero el Partido Comunista de Cuba y su líder, Fidel Castro.

Experiencia

Según Armando Hart Dávalos, ex ministro cubano de Cultura y actual director de la Oficina del Programa Martiano, la historia de Cuba hubiera sido muy distinta si José Martí no hubiese muerto en combate el 19 de mayo de 1985, antes de que la isla hubiese alcanzado la independencia. "En la Cuba de aquellos días, de injerencia norteamericana y Enmienda Platt, pienso que Martí no se hubiera atenido a lo que pensaba y quería el Gobierno norteamericano. Su política hubiese sido mucho más amplia, y hubiera apelado a la opinión pública norteamericana", aseguró Hart. Según el ex ministro de Cultura, "ésa es la línea que ha seguido Fidel, y ésa es una experiencia que debe ser aprovechada por los políticos latinoamericanos que se enfrenten a Estados Unidos".

Martí fue poeta, periodista, ensayista y político, conoció profundamente América Latina y también Estados Unidos, "las entrañas del monstruo", desde donde trabajó para conseguir la unidad de los revolucionarios e independentistas cubanos. Pero además del pensamiento antiimperialista de Martí y su vigencia, otras facetas del autor de obras como La edad de oro y el ensayo Nuestra América han sido recordadas estos días.

Según el estudioso Ernesto Sierra, el Martí cronista es de una importancia vital. "En sus crónicas", dice, "Martí mezcla lo referencial, lo noticioso, con sus imágenes poéticas exaltadas y deslumbrantes, y esto genera un orden de relaciones y resonancias que sólo existen dentro del texto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de enero de 2003