Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La contraofensiva del Partido Popular | CATÁSTROFE ECOLÓGICA

Una "catarata de iniciativas" antes de las elecciones

José María Aznar advirtió ayer "a los que tenían dudas de la fortaleza y la capacidad de iniciativa" del PP y de su Gobierno que les va a dar "mucho trabajo". Bromeó con presuntas afirmaciones de supuestos miembros de la oposición que habrían dicho que es mejor que el líder popular y presidente del Ejecutivo se ocupe de la política internacional. A esos fantasmas les dijo que se va a quedar aquí y que se va a hartar de gobernar.

"Vamos a presentar una catarata de iniciativas a la sociedad española, poco a poco y punto por punto", anunció enigmático a los populares gallegos casi al final de su intervención. "Pero hoy no toca hablar de eso, sino de Galicia", apostilló.

Como quiera que la avalancha de anuncios sobre ley y orden que van a modificar sustancialmente el Código Penal de 1995 ha contado, según las encuestas, con el respaldo ciudadano y no ha sido especialmente criticada por la oposición, Aznar se permitió la siguiente broma: "Vamos a presentar iniciativa tras iniciativa, más facilidades no puedo darles", a la oposición, se entiende. "Aunque no creo que sepan aprovecharlas", se jactó.

El presidente del Gobierno ha decidido no ceder la iniciativa política, y el sistema para dirigir la agenda y el debate de aquí a las elecciones del 25 de mayo será, precisamente, dosificar gota a gota, y antes de esa cita, todas las modificaciones legislativas que el PP pretende sacar adelante en esta legislatura.

Esta decisión política tiene como motivo de fondo el funcionamiento del Parlamento. El Gobierno no quiere aprobar reformas que no tengan tiempo de salir adelante en las Cámaras. Las vacaciones parlamentarias del verano y del mes de enero dejan, de hecho, muy pocos meses para el trámite legislativo entre las elecciones municipales y autonómicas de este año y la convocatoria general de la primavera de 2004, por lo que todo lo que tenga que ser aprobado deberá pasar por el Consejo de Ministros antes del 25 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de enero de 2003