Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad controla el vertido de disolventes que afectó a varios vecinos de Barakaldo

El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco está controlando este fin de semana el disolvente vertido en los últimos días en el barrio baracaldés de Retuerto, que causó problemas respiratorios a varios vecinos. La investigación ha determinado que la causante del episodio contaminante ha sido la empresa Cepsa, ubicada en el barrio de Lutxana, que limpió sus tanques el anterior fin de semana.

Las emanaciones tóxicas se produjeron al filtrarse los disolventes industriales tolueno y xileno a través de las arquetas de aguas pluviales, y afectaron a las casas más antiguas, que carecen de un dispositivo que evita el reflujo. Los técnicos de Sanidad decidieron mantener abiertas desde el jueves las arquetas para que el gas se vaya diluyendo, y durante todo el fin de semana estarán en esta zona de Barakaldo para controlar la contaminación.

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco es el encargado de imponer saciones por vertidos tóxicos. En el caso de episodios considerados menos graves, la multa oscila entre los 6.000 y los 30.000 euros, pero en los considerados graves la sanción puede superar el millón de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de enero de 2003