Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los laboratorios ofrecen 12 millones para compensar el gasto farmacéutico

Ana Pastor revisará el pacto con la patronal Farmaindustria

Farmaindustria, la patronal de los laboratorios farmacéuticos, ofreció ayer aumentar sus aportaciones a la investigación pública de 100 a 112 millones de euros, para compensar que el gasto farmacéutico público en 2002 ha subido un 9,9%, es decir, un 0,9% por encima del límite máximo previsto en el pacto que los laboratorios firmaron con Sanidad. La ministra Ana Pastor confirmó ayer que revisará ese pacto.

Según el pacto firmado en 2001, los crecimientos excesivos de la factura farmacéutica vendrían compensados por aportaciones de los laboratorios a la investigación pública en genómica, oncología y cardiología. Esas aportaciones se vinculaban al crecimiento del PIB nominal (crecimiento económico más la inflación), que en 2002 ha sido del 6% (estimación provisional).

El peor escenario considerado en el pacto era que el gasto farmacéutico creciera 3 puntos por encima del PIB nominal (es decir, un 9%), en cuyo caso la aportación de Farmaindustria sería la máxima prevista, 100 millones de euros. Pero el gasto ha crecido un 9,9%. Los 12 millones de euros adicionales pretenden compensar por esas 9 décimas de exceso. (En materia de gasto farmacéutico, 9 décimas significan 65 millones de euros para las arcas del Estado).

Con la propina ofrecida, la aportación total de Farmaindustria (112 millones) supone un 1,4% del gasto farmacéutico total de 2002 (7.972 millones de euros). El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, interpretó ayer ese hecho de la siguiente forma: "La aportación de la industria para reducir el coste de la factura farmacéutica es de 1,4 puntos, y debe considerarse reducido el incremento de esa factura del 9,9% al 8,5%". Arnés, además, considera que la desviación del gasto "no quiere decir que el pacto haya fracasado", ya que, según él, se han cumplido dos de sus principales objetivos: fomentar la innovación y dotar al sector de un marco estable (sin recortes de precios por decreto y otras medidas imprevisibles).

Arnés subrayó un importante cambio de tendencia: la locomotora del gasto era antes el incremento del precio por receta (debido a la irrupción de nuevos fármacos más caros), y ahora es el crecimiento del número de recetas (un 6,4% más). Las principales causas de ese incremento son el envejecimiento de la población (que justifica un 3,2%) y la nueva financiación de fármacos preventivos, como los que bajan el colesterol (1%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 2003