Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Arroyo abre el nuevo programa de arte para el exterior

Budapest conoce hoy una selección de los últimos 25 años del artista

El pintor Eduardo Arroyo (Madrid, 1937) abre, con una exposición de los últimos 25 años de su pintura, el nuevo programa de arte español para el exterior de 2003, organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (Seacex). La selección de su obra se presentará hoy en el Museo Ludwig, de Budapest (Hungría), para viajar después a Moscú, San Petersburgo y Varsovia.

El tríptico de 1976, Réflexions sur l'exil: Irun-Hendaye, 1993-1976, comienza la exposición de Eduardo Arroyo, con una selección preparada por Elena Navarro como comisaria. Los contenidos del montaje serán explicados hoy por el artista y la comisaria, en un encuentro con los medios de comunicación y en la inauguración oficial, a la que asistirán el presidente de la Seacex, Felipe Garín, y el director general de Relaciones Culturales y Científicas, Jesús Silva.

La muestra se centra en los temas tratados por Arroyo en los años setenta, sobre la guerra civil y la dictadura franquista, a los que se añaden en los años ochenta la idea de la ciudad como espectadora, con los personajes de la noche, y los interiores, una serie que comienza con la tela Baile del 14 de julio. La comisaria ha elegido sobre la década de los noventa las piezas que realizó para representar a España en la Bienal de Venecia de 1996, como Piel de toro, piel de cordero, junto a los cuadros que dedica a los cuentos infantiles, como Mickey Mouse en el Kremlin, de 1998, "en los que incorpora sistemáticamente simbólicos animales y protagonistas de los dibujos para niños, que utiliza a partir de ese momento en la construcción de su discurso narrativo", según la comisaria.

Mundo literario

"Su pasión por la literatura -otra constante en la obra de Arroyo a lo largo de los años, que entre otras cosas le lleva a ilustrar numerosas publicaciones, como el Ulises de Joyce- está presente en cuadros que tienen como protagonistas a algunos personajes del mundo literario a los que Arroyo admira profundamente, como Stendhal o Flaubert, así como en Correspondencia de Jaime Sabartés a Bergamín, en los que a la vez muestra su talento para el retrato y la caricatura", escribe Elena Navarro en el catálogo. Junto a la reproducción de las obras expuestas, el catálogo incluye además ensayos de Juan Manuel Bonet y Agustín Sánchez Vidal y unos textos del propio artista sacados de sus libros.

El programa de arte español para el exterior llevará a Arroyo a Hungría y Rusia, donde no había expuesto hasta ahora. La exposición Eduardo Arroyo permanecerá en el Museo Ludwig de Arte Contemporáneo, de Budapest, hasta el 23 de febrero, para seguir al Museo Pushkin de Bellas Artes, de Moscú. La itinerancia seguirá por San Petersburgo y Varsovia.

El programa inauguró en diciembre las exposiciones de Martín Chirino, en Biarritz, y José Guerrero, en El Cairo, y sigue la itinerancia por diversos países de las muestras de José Caballero, Gustavo Torner, Manuel Rivera, José Luis Fajardo, Luis Feito y Antonio Saura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 2003