El acuerdo sobre la Policía foral desbloquea la actualización del Convenio navarro

Las vacaciones parlamentarias retrasarán hasta el mes de febrero la ratificación definitiva por la Cámara navarra y las Cortes Generales de la actualización del Convenio Económico de Navarra, acordada a última ahora de la tarde del viernes. El presidente navarro Miguel Sanz y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cerraron en una reunión celebrada en Madrid el último escollo de una complicada negociación, el relativo a la cuantificación del coste de la Policía Foral de Navarra y su deducción del cupo que se aporta al Estado, cifrado en unos 401 millones de euros para el año 2003.

Los negociadores navarros han presionado para conseguir que el coste total del servicio policial autonómico se deduzca de la cantidad del cupo, de la misma forma que se ha recogido en el nuevo Concierto Económico del País Vasco para la Ertzaintza. La Policía Foral, fundada en 1928, cuenta con más de 600 efectivos y dos comisarías, en Pamplona y Tudela. Aunque sus funciones son más reducidas que las de la Ertzaintza, su plantilla ha aumentado considerablemente en los últimos años, al igual que su coste, que se cifra en unos 24 millones de euros anuales. De ellos, hasta ahora sólo se reintegraba la mitad vía cupo, aunque las partes no han desvelado el importe del acuerdo.

Regulación propia

Antes de su conclusión, Navarra y el Estado cerraron la crisis suscitada en noviembre cuando el Ministerio de Hacienda comunicó su pretensión de tutelar la estabilidad financiera de los ayuntamientos navarros, limitar la capacidad de los incentivos fiscales a la inversión y obligar a la aplicación de impuestos finalistas, como el recargo sobre el impuesto de las gasolinas destinado a financiar la sanidad. Hacienda retiró finalmente la propuesta y aceptó la regulación propia de los compromisos de estabilidad financiera al margen del Consejo de Política Fiscal y Financiera y la capacidad de Navarra para recaudar el nuevo impuesto de hidrocarburos.

Tras varias reuniones entre comisiones técnicas encabezadas por el consejero navarro de Hacienda, Francisco Iribarren, y la secretaria de Estado de Presupuestos, Elvira Rodríguez, se produjo el acuerdo formalizado por Sanz y Montoro. El Gobierno central acepta en él crear una comisión bilateral para que Navarra participe en la definición de la postura española ante la UE en aquellas cuestiones que le afecten directamente, sobre todo las fiscales. Por otro lado, se mantiene, como sucediera con el Concierto vasco, el índice actual para fijar la aportación de Navarra a los Presupuestos del Estado por las competencias no asumidas (el 1,6%).

El acuerdo sobre el nuevo Convenio debe ser aprobado ahora por la comisión negociadora de Navarra, en la que están presentes todos los partidos parlamentarios, antes de su firma oficial por la comisión mixta y su ratificación parlamentaria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción