Un tribunal alemán falla a favor de Demart en el litigio Dalí

El Tribunal Superior de Justicia de Francfort ha dictado una sentencia en la que reconoce que la propiedad intelectual de la obra de Salvador Dalí pertenece, hasta 2004, a la Fundación Demart Pro Arte y no al Estado Español y a la Fundación Gala-Dalí. El abogado de Demart, José Briones, explicó ayer que el tribunal alemán ha fallado a su favor y en contra de la fundación Gala-Dalí, que inició un pleito en Alemania para reclamar todos los derechos sobre la obra del pintor, como también lo ha hecho en Japón, Suiza, Francia y Estados Unidos. Según el letrado, el tribunal de Francfort ha advertido al Estado español o a la fundación Gala-Dalí que si incumplen esta sentencia en territorio alemán serán sancionados con multas de hasta 250.000 euros.

Demart Pro Arte, compañía gestionada por el francés Robert Descharnes, uno de los más estrechos colaboradores de Dalí, suscribió en 1986 un contrato con el pintor por el que el artista le cedía temporalmente, hasta el año 2004, los derechos de la propiedad intelectual de su obra. La batalla judicial por esos derechos se inició cuando, según el abogado de Demart, el Estado español, en 1994, cinco años después de morir Dalí, convirtió ese contrato de cesión en un poder o mandato, figura civil que determina que esa cesión acaba cuando muere la persona que cede el producto. A continuación, según el letrado, el Estado se hizo con la propiedad intelectual de la obra del pintor catalán y la cedió a la fundación Gala-Dalí.

El Juzgado de Primera Instancia 54 de Madrid, en una sentencia de 15 de marzo de 2002, falló a favor del Estado español y Gala-Dalí, pero esa decisión, la única emitida en España, está pendiente de recurso en la Audiencia de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS