Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Riesgos del transporte de hidrocarburos | CATÁSTROFE ECOLÓGICA EN GALICIA

El petrolero 'gemelo' del 'Prestige' descarga en el puerto de Gibraltar

La colonia deja en libertad bajo fianza a los cuatro presuntos responsables de un vertido

La polémica estancia del petrolero británico de bandera maltesa Moskovskiy Festival en aguas de la Bahía de Algeciras se prolongó durante todo el día de ayer. El barco procedió al inicio de la descarga en el puerto de Gibraltar de las 50.000 toneladas de fuel pesado que transporta en sus tanques. Las autoridades gibraltareñas informaron que el trasvase se realizó "sin ningún tipo de problema, por lo que el barco zarpará en las próximas horas".

Tras una segunda inspección a cargo de la Capitanía Marítima del Puerto de Gibraltar, este organismo confirmó que todos los compartimentos de carga del petrolero Moskovskiy Festival -"gemelo del Prestige"- poseen doble casco. El barco descargó en el muelle de South Mole, el mismo fondeadero donde estuvo atracado el submarino nuclear británico Tireless durante más de un año.

Por otro lado, el capitán del buque Pivi D, el ucraniano Neschadin Olegsander, de 53 años; su primer oficial, Izotov Uladimir, de 43, y su jefe de máquinas, Verdzadze Baghiang, de 51 años, fueron puestos ayer en libertad provisional con cargos, bajo fianza de 1.000 libras (1.570 euros) cada uno, como presuntos responsables de un vertido de fuel ocurrido el 23 de noviembre durante las tareas de trasvase de combustible realizadas entre el buque citado y el Vemaoil VIII. Así lo decidió ayer el Tribunal de Justicia de Gibraltar, que aplazó la vista sobre estos hechos hasta el próximo 10 de enero, fecha en que las partes implicadas aportarán las pruebas sobre lo sucedido en aguas del fondeadero gibraltareño.

Las autoridades gibraltareñas también impusieron la misma fianza, bajo la misma acusación, al capitán del Vemaoil VIII, Georgios Vourantas, nacido en Grecia, de 52 años, hasta que se aclare la responsabilidad del vertido. El capitán de este barco, que actúa como gabarra en aguas del Peñón, también se personó ayer ante el tribunal gibraltareño. Cada uno de los marinos tuvo que depositar otras 1.000 libras como fianza por responsabilidad civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de diciembre de 2002