Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LEGISLACIÓN

Similitudes entre las patentes de la vida y las de los programas

En 1998 el Parlamento Europeo aprobó una directiva que autorizaba a la industria biotecnológica la reclamación de derechos de inventor sobre seres vivos (incluyen plantas y animales, además de genes y proteínas). La norma especifica que se concederá patente siempre que la materia biológica haya sido aislada o producida a través de un procedimiento técnico.

También niega la patentabilidad de invenciones "por motivos éticos o de orden público", entre las que se encuentran los procedimientos de clonación de seres humanos.

Jean Pierre Berlan, director de investigación del Instituto Nacional de Investigación Agrícola de Francia, aprovechó el debate sobre patentes de software para advertir que si se aprueba la directiva se darán paralelismos con las patentes biotecnológicas: "se crean monopolios en nombre del progreso y la competitividad".

Las patentes biotecnológicas "son una amenaza para nuestro porvenir y para el del planeta. Con la ayuda de la biotecnología (instrumentalización de lo vivo con el fin de obtener el máximo beneficio), el sector de las semillas ha quedado bajo el control de un puñado de empresas transnacionales del sector químico-farmacéutico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de diciembre de 2002