Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un consejero del Gobierno de Aragón por supuesto trato de favor a una empresa

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Víctor Longás, secretario general de su formación, el PAR, dimitió ayer de su cargo tras verse envuelto en un escándalo que ha propiciado la creación de una comisión de investigación en las Cortes aragonesas ante el supuesto trato de favor de su departamento hacia la única empresa encargada de tratar los residuos en Aragón, y a la que se amplió el pasado verano la licencia para importar residuos tóxicos y peligrosos de otras comunidades. Esa ampliación se produjo dos meses antes de que la empresa Euroresiduos fuese vendida a FCC, generando unas plusvalías de 16 millones de euros, lo que supuso multiplicar por diez su valor inicial.

Las Cortes aprobaron por unanimidad crear la comisión que debía investigar no solo el supuesto pelotazo de una empresa que se había creado con subvenciones del Gobierno autónomo sino también las razones de levantar el veto a la importación de residuos de otras comunidades, que no estaba contemplado en la comisión aragonesa de residuos tóxicos y peligrosos.

La oposición entendió que la decisión se había tomado con secretismo, algo que siempre negó el consejero dimitido, quien defendió desde mediados de noviembre, cuando se desató la crisis, su inocencia y aseguró que iba a marcharse cuando todo se aclarase. Pero su salida se ha dilatado hasta su comparecencia ayer en la comisión de investigación. Longás se ha mantenido en su cargo incluso en contra de la opinión de la dirección de su formación, que era partidaria de su salida del Gobierno autónomo de forma inmediata para no ver empañada su imagen de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas, donde las encuestas no auguran buenos resultados para el PAR.

Una gestión criticada

En la crisis, el presidente del Gobierno aragonés, el socialista Marcelino Iglesias, llegó a decir que le escandalizaba que una empresa ganase en tan poco tiempo semejantes cantidades, pero apostó por la honradez del consejero. Ayer, le daba las gracias por su trabajo en la consejería desde 1999. Longás leyó un comunicado en el que aseguraba que se sentía desilusionado por lo ocurrido y porque "para estar en el mundo político hay que estar hecho de una pasta que yo no tengo". La gestión de Longás ha sido una de las más contestadas por la oposición parlamentaria.

Las formaciones políticas han reaccionado de forma diferente ante la crisis. Los dos socios en el Gobierno -PSOE y PAR- apostaban por cerrar la comisión tras la dimisión del consejero por considerar que se había depurado la responsabilidad política, aunque los socialistas eran partidarios de enviar la documentación al fiscal. Chunta e IU quieren que los trabajos concluyan, tal y como está previsto, el 30 de diciembre y que se aclare todo el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002