Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PRESUPUESTOS DE LA GENERALITAT

Rambla modificará la previsión de crecimiento si la coyuntura cambia

El PSPV advierte que recurrirá la ley de Presupuestos al Tribunal Constitucional

El consejero de Economía, Vicente Rambla, reconoció ayer que la coyuntura económica internacional es volátil y que, si la coyuntura económica cambia, no tendrá inconveniente en modificar la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en la Comunidad Valenciana. Rambla aseguró que al Consell no le duelen prendas en rectificar si tiene que hacerlo, como ya ocurrió el año pasado, aunque los informes avalan un crecimiento del 3,2% el año próximo.

Vicente Rambla reconoció que hacer unas previsiones de crecimiento para 2003 'no es fácil, sobre todo en una economía tan global', pero recalcó su confianza en que el crecimiento del PIB autonómico se situe alrededor del 3,2%. El consejero explicó que con las medidas fiscales establecidas por el Gobierno el próximo año habrá más renta disponible, lo que contribuirá al crecimiento de la economía sea cual sea su destino.

Durante su exposición ante la comisión de Economía de las Cortes Valencianas, el consejero reiteró los argumentos ya explicados acerca del carácter social del proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2003 y el elevado nivel de inversiones.

Unas explicaciones que no convencieron a los portavoces de los grupos de la oposición -Socialista, Esquerra Unida y Mixto- y que propiciaron una partida de frontón donde cada partido se marchó con lo puesto al entrar.

La portavoz socialista, Cristina Moreno fue, sin embargo, muy dura al anunciar que su grupo parlamentario recurrirá la ley de Presupuestos de la Generalitat para 2003 ante el Tribunal Constitucional, como ya hizo con la ley de Presupuestos de 2002. Si en el actual ejercicio los socialistas recurrieron la ley de Presupuestos por haberse utilizado para modificar la fiscalidad de los actos jurídicos documentados, en esta ocasión Cristina Moreno advirtió que las cuentas de la Agència Valenciana de Turisme deben estar adscritas a Presidencia de la Generalitat por ley y no en el capítulo de gastos diversos.

'El Grupo Socialista no tiene ningún interés [en impugnar la ley de Presupuestos de 2003]. Se lo vamos a poner fácil. Esperamos que usted modifique vía enmiendas la ilegalidad', argumentó la portavoz socialista, que aseguró que este proyecto de ley es el final de etapa del PP al frente de la Generalitat.

Moreno coincidió con el portavoz de Esquerra Unida, Joan Antoni Oltra, en llamar la atención sobre el volumen de la partida de gastos diversos, que es la 'cuarta consejería' en presupuesto. 'Hace falta un consejero de gastos diversos porque supera a un buen número de consejerías en presupuesto', ironizó Oltra, que recalcó 'las pocas ganas' con las que, a su entender, el consejero de Economía defendió sus cuentas. 'Son unas cuentas increíbles, antisociales y electoralistas'. Oltra, además, comparó el sistema para confeccionar los presupuestos autonómicos presentados por Vicente Rambla con la contabilidad del caso Enron en Estados Unidos. Un comentario que irritó al responsable de la cartera de Economía.

El diputado del Grupo Mixto, Joan Francesc Peris, criticó los desequilibrios de las cuentas y su carácter restrictivo si se tiene en cuenta la liquidación de las cuentas de 2002 a fecha de septiembre. Por otra parte, los grupos de la oposición se quejaron de que no se les hubiese remitido todavía una fe de erratas en el proyecto de ley referida al capítulo de ingresos. Rambla se defendió argumentando que la remitió a las Cortes Valencianas el pasado jueves. Los servicios de la Cámara explicaron que la corrección fue vista ayer por la Mesa de las Cortes Valencianas y que todavía no se había remitido a los grupos parlamentarios. Una situación que fue tachada de lamentable por la oposición, ya que ayer terminaron las comparecencias de los consejeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de noviembre de 2002