Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haider viaja a Irak para solidarizarse con Sadam

El dirigente ultraderechista austriaco Jörg Haider volvió a reunirse ayer en Bagdad con Sadam Husein. En esta ocasión, el presidente iraquí admitió que podrá 'tomar en consideración' la nueva resolución que adopte el Consejo de Seguridad de la ONU, siempre y cuando 'respete la Carta de Naciones Unidas, el derecho internacional, la soberanía, la seguridad e independencia de Irak y no ampare las pretensiones belicosas de EE UU'. Mientras el insistente acercamiento de Haider al régimen iraquí despierta en Austria todo tipo de conjeturas e incluso burlas, en Bagdad, Haider declaró que su visita es un 'testimonio de solidaridad con el pueblo iraquí frente a la agresión'.

Es la tercera vez desde febrero que el líder derechista austriaco, jefe del Gobierno regional de Carintia, viaja a Irak y provoca en Austria una ola de protestas, esta vez incluso entre las filas de su propio Partido Liberal (FPÖ), que está sufriendo un rápido desmoronamiento, según los sondeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de noviembre de 2002