Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves insta al Gobierno a que perdone la deuda de las universidades andaluzas con Hacienda

El presidente de la Junta exige a los rectores una mayor 'responsabilidad en la gestión'

El presidente de la Junta, Manuel Chaves se comprometió ayer a afrontar la deuda que arrastran las universidades y que, según los rectores, supone una grave amenaza para el funcionamiento ordinario de sus instituciones. En este sentido, Chaves no dudó en exigir a los rectores que muestren una mayor 'responsabilidad en la gestión y en la organización' de sus instituciones. El presidente de la Junta exigió también al Gobierno central que se implique en este asunto y condone la parte de la deuda que las universidades tienen contraída con Hacienda y la Seguridad Social.

El presidente de la Junta trató de enviar un mensaje tranquilizador a los rectores andaluces, que en las últimas semanas habían expresado su temor a que la elevada deuda que arrastran sus instituciones -unos 240 millones de euros- acabase paralizando el funcionamiento de las mismas. Chaves se comprometió a afrontar esta situación 'sin ningún tipo de reserva', aplicando para ello lo recogido ya en el modelo de financiación universitaria acordado entre la Junta y los rectores, en vigor hasta 2005.

El presidente andaluz instó también al Gobierno central a que contribuya de manera decidida a solucionar esta situación de asfixia financiera, exigiéndole que perdone la deuda que las universidades andaluzas tienen contraída con Hacienda y la Seguridad Social, algo que, apuntó Chaves, 'ya hizo en su día con la deuda que tenía la Universidad de Madrid'.

Chaves criticó a 'quienes puedan estar interesados en establecer un enfrentamiento' entre la Junta y los rectores, 'para generar alarmismo en la Universidad', y recordó que fruto del marco de colaboración existente entre Junta y rectores se acordó un plan de actuación con tres puntos principales de referencia: el plan de inversiones, las transferencias por gastos corrientes y el objetivo de invertir el 1,5% del PIB en educación antes de 2006.

Según explicó la consejera de Educación, Cándida Martínez, este plan de financiación suscrito por ambas partes incluía mecanismos destinados a combatir el endeudamiento. 'Antes de conocer la deuda, la Junta se adelantó y ya recogió en el acuerdo el compromiso de destinar anualmente una cantidad a esta cuestión', afirmó Martínez, quien cifró en un 2,75% la cantidad destinada a este capítulo en la partida presupuestaria de 2002.

Este compromiso de Chaves con la Universidad andaluza ha sido tildado de 'tomadura de pelo' por el Partido Popular, que acusa al presidente de la Junta de tratar de vender 'un esfuerzo del Gobierno' cuando en realidad 'ofrece migajas' a la Universidad. El portavoz de Educación del PP, Rafael Salas, considera que el modelo de financiación acordado hasta 2005 no es la herramienta más útil para afrontar el problema de endeudamiento de las universidades.

Salas, que aseguró que la Junta sólo ha presupuestado para 2002 unos 16 millones de euros para paliar la deuda universitaria, abogó el pasado miércoles porque la Junta cree un plan alternativo al sistema de financiación para hacer frente a este problema. También el diputado del Grupo Mixto Ricardo Chamorro mostró su preocupación por este asunto y ha solicitado que Chaves explique en el Parlamento de qué forma piensa afrontar la Junta el problema de la deuda universitaria.

Proceso abierto

El mensaje de tranquilidad lanzado por el presidente de la Junta lo recibió personalmente el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Florencio, que reconoció la existencia de negociaciones entre los rectores y la Administración autonómica para tratar de encontrar cuanto antes una solución al endeudamiento de las universidades. Florencio, que también es presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Andaluzas (CRUA), no quiso profundizar sobre las posibles medidas concretas que se aplicarían y se limitó a apuntar que la solución quizá no dependa 'únicamente de las cantidades económicas que se destinen, sino de que se pueda establecer un compromiso más eficaz a largo plazo'. Florencio espera que se registren notables avances en este asunto en la reunión que los rectores aún tienen pendiente celebrar con los responsables de la Junta.

El deseo expresado ayer por el presidente de la CRUA de lograr una pronta solución al problema de endeudamiento recoge el sentir del resto de rectores andaluces, quienes aprovecharon los actos inaugurales del curso de sus respectivas universidades para denunciar los graves problemas financieros que padecían.

Los rectores coincidieron en señalar que esta situación amenzaba con paralizar la actividad ordinaria de sus instituciones, dado que el Ministerio de Hacienda, para compensar la multimillonaria deuda que mantienen por concepto de impago del IRPF, está reteniendo los pagos de todos los fondos que con destino a ellas pasan por su departamento. Becas de estudio, ayudas a la investigación e incluso los fondos Feder son algunos de los capítulos que ya se han visto afectados. Algunos rectores vaticinaban que, de no encontrar una pronta solución, no podrían hacer frente en breve a las nóminas de los profesores y del personal no docente de sus universidades.

Nueva residencia en Sevilla

El presidente de la Junta inauguró ayer en Sevilla la nueva residencia universitaria Rector Ramón Carande y aseguró que este complejo de 114 viviendas en régimen de alquiler para alumnos y profesores es un 'reflejo humilde de la apuesta que el Gobierno andaluz hace por la Universidad'. Chaves explicó que la nueva residencia universitaria, un proyecto de la Junta en colaboración con el Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla, ha supuesto una inversión de nueve millones de euros, sin contar el coste del suelo (6.383 metros cuadrados) sobre el que se han construido 114 viviendas y 121 plazas de aparcamiento. En este contexto, Chaves resaltó que el proyecto Rector Ramón Carande se enmarca en una política de 'dotar de equipamientos a las universidades andaluzas para mejorar las prestaciones y calidad de vida de la comunidad universitaria'. El presidente de la Junta recordó que 'ya existe una residencia importante en Granada y, junto a la de Sevilla, se están construyendo complejos similares en Córdoba, Jaén y Huelva'.Por su parte, el rector de la Hispalense, Miguel Florencio, expresó su satisfacción por 'contar con una residencia ejemplar, que resultaba imprescindible en el ámbito universitario sevillano', informa Europa Press. Esta nueva residencia, gestionada por Resa, está situada en el Barrio Nuevo Porvenir y cuenta con cerca de 381 plazas. La residencia cuenta con habitaciones diseñadas especialmente para minusválidos. Todas las viviendas tienen cocina equipada, aseos/baños, mobiliario y menaje completo, calefacción, aire acondicionado, teléfono, trastero, conexión informática con acceso a Internet y antena de TV. Junto a la completa oferta de esta residencia, también se ha cuidado que el precio de la misma no suponga una carga para el estudiante: habitación individual a partir de 186 euros y la doble de 160 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de octubre de 2002

Más información