Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria cierra en una atmósfera pesimista

El clima pesimista que ha marcado esta edición de la Feria de Francfort se vió un tanto contrarrestado por el interés que despertaron a última hora los libros de dos periodistas. El canadiense Gill Courtemanche, experto en África, trata de Ruanda en una novela en la que una serie de personajes coinciden junto a una piscina en Kigali para hablar de su país. El libro de entrevistas con personajes clave del Lejano y Próximo Oriente que ha escrito Robert Fisk, de The Independent, produjo también un gran revuelo.

Como cada año, a Francfort han acudido escritores de medio mundo a encontrarse con sus editores alemanes, desde el estadounidense Jonathan Franzen a la china Xinran. Una de las visitas más sonadas fue la del historiador Daniel Goldhagen, que ha presentado en Francfort su nuevo libro, La Iglesia católica y el Holocausto (que Taurus publicará en noviembre), más polémico aún que Los verdugos voluntarios de Hitler (1997). Profesor en la universidad de Harvard, Goldhagen plantea en su libro dos cuestiones espinosas: la primera, que el papa Pío XII fue 'un colaborador nazi' comparable a Petain en Vichy; y la segunda, que la Iglesia, desde el principio hasta hoy, se ha visto profundamente desacreditada por 'su virulento antisemitismo'.

Otro libro que arremete contra el pasado es The good women of China, de Xinran, que ha comprado Grup 62. Xinran fue periodista de radio durante ocho años, y recoge en su libro testimonios de la vida cotidiana de las mujeres chinas. 'Hay historias increíbles', comentan sus editores de Grup 62.

Se ha vuelto a hablar en esta feria de un libro que se compró hace un par de años sin estar escrito, y que aún no está listo. Se trata de las memorias de Hillary Clinton, por las que Simon & Shuster pagó ocho millones de dólares y que compró para España Planeta, según su director Carles Revés, 'por muchísimo menos dinero'. 'Hillary Clinton se comprometió por contrato con la editorial norteamericana a hablar del affaire Monica Levinsky'.

Las editoriales españolas han aprovechado la feria para cerrar tratos ya negociados más que para descubrir presuntas maravillas. Seix Barral se ha quedado con dos libros de ensayos: Shop talk, de Philip Roth, y How to be alone, de Jonathan Franzen. Y Alfaguara ha firmado el contrato de la próxima novela del premio Nobel portugués José Saramago. Se titulará El hombre duplicado, y se publicará en España en enero de 2003.

Editores y agentes se van de Francfort bastante satisfechos respecto a la venta de derechos al extranjero. Por ejemplo, El secreto de los flamencos, la nueva novela del escritor argentino Federico Andahazy, que Destino ha publicado en España, ha sido vendida a siete idiomas. Varias editoriales británicas se han interesado por los textos de Jorge Valdano, aunque aún no se ha llegado a ningún acuerdo definitivo. Lo mismo pasa con Érase una vez el amor, pero tuve que matarlo, del joven escritor colombiano Efraim Medina. La ha publicado Feltrinelli en Italia y la agente Antonia Kerrigan está negociando sus derechos para España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002