Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El fiscal exige a Batasuna que pague los daños de la lucha callejera por ser parte de ETA

El fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina reclamó ayer que Batasuna pague los daños ocasionados por la violencia callejera generada por la organización juvenil independentista Segi, porque ambos movimientos políticos forman parte de la organización terrorista ETA.

Molina, en un informe dirigido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en el que se opone al recurso de queja formulado por los representantes de Batasuna, asegura que "resulta urgente a los recurrentes en defensa de los intereses de la organización criminal mostrar como absurda e invención del instructor una realidad que durante 27 años ha mostrado impunemente su proceder, esto es, la existencia de una organización criminal comprendida en su integridad, cada uno de cuyos sectores pierde sentido si no se relaciona con el resto".

Así, el fiscal, tras enumerar los distintos frentes que componen ETA, y las funciones que cumplen para la "organización criminal de carácter terrorista", destaca la importancia de Batasuna y las herriko taberna para la financiación de la banda.

Agrega el fiscal que la responsabilidad de Batasuna para hacer frente a los daños provocados por la kale borroka "deriva de ser ETA, una de las estructuras de ETA, y cuando ETA causa daños o mata o hiere, debe responder con todo su patrimonio de forma directa". Y la responsabilidad no desaparece aunque cambie el nombre que se le dé a la estructura de la banda armada que provoque los daños.

El fiscal defiende a Garzón señalando que ha identificado "las estructuras criminales de la organización terrorista ETA", ha delimitado sus orígenes, ha concretado sus actividades y ha demostrado su control por el 'frente armado' para concluir que "los máximos responsables -plenamente identificados por seguimientos, observaciones telefónicas, manifestaciones y documentos- no pueden negar que sus acciones están al servicio global de la organización terrorista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 2002