Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BECAS

Los universitarios becados han descendido un 22% en los 6 años de gobierno del PP

El Ministerio de Educación asegura que ha disminuido también el número de solicitantes

El número de universitarios becados por el Ministerio de Educación con ayudas al estudio y a la movilidad se redujo un 22,12% en seis años al pasar de 283.226 en el curso 1995-1996 a 220.552 en el 2001-2002, según datos aportados por el Gobierno al Congreso de los Diputados. Esta disminución de más de 62.000 becarios se ha producido entre dos cursos en que el número de universitarios se ha mantenido estable, en torno al millón y medio de matriculados. El Ministerio de Educación explica este descenso por la disminución del número de solicitantes.

Un portavoz del ministerio subrayó ayer que en el último curso ha habido unas 50.000 solicitudes menos de becas. Esta reducción de solicitudes, agregó, se debe a que en los últimos años se ha incrementado el número de titulaciones universitarias en todas las comunidades autónomas (se ha pasado de 1.142 en el curso 1992-93 a 4.514 en el 2002-03), de tal forma que ha disminuido el número de estudiantes que piden becas de movilidad o de residencia.

Educación también subrayó que los presupuestos destinados a becas han aumentado año tras año, al igual los umbrales de renta para poder acceder a una ayuda, por lo que menos alumnos se han quedado fuera de las convocatorias por requisitos económicos. En concreto, en el curso 1995-96, un 15,7% de estudiantes que solicitaron beca se quedaron sin ella por no cumplir los requisitos económicos, mientras que en el 2000-01, se quedaron sin ella sólo un 11%.

El Ministerio no proporcionó ayer el dato desglosado de las becas universitarias, pero recordó que la cuantía general de becas (universitarias o no) pasó de unos 579 millones de euros en 1995-96 a 714 millones en 2001-2002, lo que supone un crecimiento del 23,3%. Durante ese mismo periodo de tiempo el PIB ha experimentado un aumento del 48,1%.

Los recores piden un giro

Los rectores consultados por este diario insistieron ayer en que la política de becas del Gobierno 'debe dar un giro'. El rector de la Universidad de La Laguna, José Gómez Soliño, señaló que 'el sistema estatal de becas es insuficiente en la dotación, poco eficiente en su gestión, y mejorable en cuanto a la equidad de su reparto'. Gómez Soliño se quejó de que 'se están asignando las becas según criterios preferenciales y en función de los fondos disponibles, cuando lo conveniente sería establecer unos módulos objetivos de necesidades y todos los alumnos que los cumpliesen recibieran una beca'.

El rector de la Universidad de Zaragoza y presidente de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles, Felipe Petris, también señaló que el descenso del número de becados universitarios 'es preocupante' y que 'la universidad española necesita un apoyo del sistema de becas'. Los rectores recuerdan que el porcentaje de becarios del 14% se halla muy lejos del 40% de media en la Unión Europea.

Las cifras de descenso de becarios universitarios fueron ofrecidas por el Gobierno a preguntas del diputado del PSOE por Málaga, Miguel Ángel Heredia, quien ayer exlicó que 'desde que el PP llegó al Gobierno, no todos los años se han incrementado la cuantía de las ayudas, y cuando se ha hecho, ha sido por debajo de la inflación real, con lo cual los becados universitarios han perdido poder adquisitivo'.

Los socialistas presentaron hace unos meses una proposición no de ley para que se aumentara en un 2%, para compensar la inflación, las cuantías de las ayudas al estudio (material didáctico, ayudas compensatorias, residencia o transporte) en la convocatoria general de becas de este año. El PP votó en contra.

La semana pasada el grupo socialista presentó otra proposición no de ley para incrementar en un 2% los umbrales de renta familiar para poder obtener una beca, y también en esa ocasión el Partido Popular votó en contra.

'No hay que olvidar que en algunas convocatorias no se ha incrementado el umbral de renta familiar y ello ha provocado que muchos alumnos, cuyos ingresos familiares estaban en las proximidades del límite económico para ser beneficiario de beca al curso siguiente, la han perdido', explicó Heredia.

El diputado socialista también denunció que en la úlitima convocatoria general de becas, entre el 30% y el 40% de los becarios universitarios, dependiendo de la universidad, no habían cobrado su beca en el mes marzo -según el Gobierno por un error informático- cuando lo conveniente es cobrarlo a principio de curso. Ello ha perjudicado a aquellos universitarios de familiar más humildes.

Desde el PSOE, la responsable de Educación de la Ejecutiva socialista, Carme Chacón, aseguró que 'estamos ante un gobierno antisocial que ha ido año a año recortando o eliminando sistemáticamente las becas y las ayudas al estudio, demoliendo así la igualdad de oportunidades.'

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 2002