Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desprendimientos en el vertedero del Garraf contaminaron dos rieras

Las lluvias causaron el derrumbe y la aparición de lixiviados

El Grupo Ecologista Quercus denunciará ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, la Fiscalía de Medio Ambiente y la Agencia Catalana del Agua el vertido en las rieras de Canyars y La Sentiu de basuras y líquidos tóxicos que llegaron al mar. Las intensas lluvias de días pasados causaron desprendimientos de materia orgánica en el vertedero del Garraf que fueron a parar a las rieras y al mar.

La gestión del vertedero del Garraf, una instalación casi saturada y con un calendario para su definitiva clausura que se va prorrogando, depende de la Entidad Metropolitana de Residuos.

El desprendimiento de toneladas de basura y miles de litros de lixiviados, líquidos tremendamente tóxicos que se producen tras la fermentación de la materia orgánica y que están concentrados en dos pozas del vertedero, iniciaron un recorrido de cerca de seis kilómetros desde el vertedero hasta llegar al mar a través del término municipal de Gavà (Baix Llobregat). A su paso, las basuras y los lixiviados contaminaron los márgenes de las rieras de La Sentiu y de Canyars, aunque los ecologistas temen que la contaminación haya afectado también a los acuíferos de la zona agrícola de Gavà y de la parte baja del delta del Llobregat.

Para el grupo ecologista, que califica los hechos de delito ecológico, este episodio pone en evidencia la 'necesidad urgente de la clausura total del vertedero' por el peligro de desprendimientos como el ocurrido hace unos años en el vertedero de Les Bens, en A Coruña.

Cota elevada

La entidad critica además a las administraciones públicas responsables de la gestión del vertedero por haber autorizado con las sucesivas prórrogas la continuidad de las instalaciones y que el vertedero fuera aumentando su cota hasta llegar prácticamente a la cima de la Morella, de 594,6 metros de altura, en el municipio de Begues. Eso, denuncian los ecologistas, está contribuyendo a aumentar la presión de las basuras que se depositan en la parte más alta, sobre el Vall d'en Joan, una zona que se está restaurando. El aumento de la cota del vertedero agrava el fuerte desnivel en la caída de aguas en caso de lluvias torrenciales con el peligro de arrastrar basuras y productos tóxicos.

Los hechos denunciados por los ecologistas han sido confirmados por Esquerra Unida i Alternativa. El concejal por esta formación en el Ayuntamiento de Gavà, Jaume Grau, asegura haber comprobado in situ la aparición de basuras en la riera de Canyars, a dos kilómetros de distancia del vertedero, y ha anunciado que en la reunión de la comisión de urbanismo y medio ambiente prevista para el próximo lunes, el grupo municipal pedirá explicaciones al teniente de alcalde. El equipo de gobierno socialista no quiso hacer ayer declaraciones al respecto.

Quercus también ha querido aprovechar el incidente para alertar a la opinión pública del 'engaño', en su opinión, de algunas instituciones públicas cuando anunciaron que el vertedero del Garraf se estaba restaurando cuando, aseguran los ecologistas, 'en realidad aún se están vertiendo miles de toneladas diarias de basuras en la instalación'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de septiembre de 2002