Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombianos y cubanos copan la mitad de las demandas

Los ciudadanos colombianos y los cubanos están detrás del descenso del número de solicitudes de asilo de un año para otro y, al mismo tiempo, son los más afectados por el bajón en el número de peticiones admitidas. Durante 2001, solicitaron asilo en España 2.532 colombianos (un 26,6% del total) y 2.371 cubanos (25%). La cifra de llegadas de nacionales de ambos países siguió creciendo hasta marzo pasado, momento en el que se endureció la política de visados y la tendencia cambió.

Los datos no dejan lugar a dudas: un total de 905 cubanos y 677 colombianos pidieron asilo en España en el primer trimestre. Llegó marzo y se les puso más difícil llegar. Resultado: en el segundo semestre sólo pidieron asilo 56 cubanos y 479 colombianos, según datos de Delia Blanco, presidenta de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

Y, además de presentar menos peticiones también se admitieron menos a trámite. En 2001, el porcentaje de admisión de peticiones de colombianos rondaba el 65% y en febrero de este año llegó al 80%. Pero en junio España sólo accedió a gestionar el 30% de las solicitudes del país suramericano.

En el caso de los ciudadanos de Cuba, además de la caída del 1.600% en el número de peticionarios, sólo se admitió a trámite el 7,9%. Pero es que, normalmente, no se les cogía la solicitud aunque se les daba un permiso para entrar en España con el que tenían 60 días para regularizar su situación o marcharse.

Las personas de esos países que vieron cómo se les inadmitía la petición o se les negaba el estatuto tras ser entrevistados en profundidad pudieron recurrir a la Audiencia Nacional. Así lo hicieron durante el primer semestre 45 colombianos y 148 cubanos. Ninguna de los recursos contra la denegación del estatuto prosperó y sólo lograron que se revisara la inadmisión a trámite de la petición un colombiano y dos cubanos, según el Ministerio del Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002