Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diego Galán resume en un libro de fotografías la historia 'no oficial' del Festival de Cine

El volumen celebra en 400 páginas los cincuenta años de vida del certamen donostiarra

Bette Davis se asoma a la portada en blanco y negro fumando un pitillo. La actriz ha sido la elegida para abrir 50 años de rodaje, el libro de fotografías que conmemora el medio siglo de vida del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La mítica intérprte de Eva al desnudo recibió su último gran homenaje en el certamen donostiarra en septiembre de 1989, pocos días antes de fallecer en París. Ella forma parte de la historia 'no oficial' del certamen que ha sido recogida ahora por su anterior director, Diego Galán, en un volumen de imágenes que supone también toda una historia implícita de la evolución política y social de España en estos diez lustros.

'Cualquier historia oficial es publicitaria. Pero ésta no es una historia oficial'. Galán presenta de esta forma su trabajo 50 años de rodaje o, lo que es lo mismo, la trayectoria del certamen donostiarra contada a través de imágenes. Galán anuncia así que el libro, editado para conmemorar las bodas de oro de la muestra, no elude las vicisitudes y dificultades por las que ha pasado, pues éstas, defiende, también son parte integrante de su historia.

'Es una historia; puede haber otras. Se puede contar el festival de mil maneras distintas. Muchos no estarán de acuerdo, otros sí', insistió Galán, flanqueado por su sucesor en la dirección del certamen, Mikel Olaciregui, y por el periodista Mariano Ferrer durante la puesta de largo del libro en San Sebastián, pendiente ya de que pasado mañana arranque la 50ª edición del festival.

Aunque figura como firmante, Galán, quien ha apoyado las imágenes con un texto, subrayó que los 'auténticos' autores de la obra son los fotógrafos, los profesionales que han ido recogiendo en imágenes el devenir de la muestra durante este medio siglo y han hecho posible así que exista 'una memoria visual' de ella, una memoria que es también un repaso de la evolución de España en todos estos años.

'Un telón de fondo'

'Muchas veces, los fotógrafos hacen una fotografía buscando algo y, al cabo del tiempo, resulta que en esa imagen hay mucho más de lo que buscaban. Hay un telón de fondo, una referencia, un personaje secundario que es el que da relieve a la foto', apuntó.

50 años de rodaje tiene su origen, según explicó su autor, en 1.000 imágenes, una exposición que nació hace dos años y que, por medio de un original montaje, recorre gráficamente la historia del festival donostiarra. Después de recalar en varias ciudades españolas, ese viaje por la muestra vuelve en estos días a la capital guipuzcoana. 'Muchos queríamos llevarnos esas fotos a casa y verlas tranquilamente', dijo ayer Galán. Ese deseo se ha materializado ahora en un volumen de algo más de 400 páginas, que se pondrá a la venta el mismo jueves y que cuenta con una edición en castellano y euskera y otra en inglés y francés.

Son decenas de páginas y fotografías que dejan patente, a veces no sin cierta ironía, que cada año del certamen tuvo 'su vida propia', apuntó Mariano Ferrer.

A la presentación asistieron Francisco Aranaz Darrás y Francisco Pilarte, los dos supervivientes del grupo de comerciantes donostiarras que organizó la primera edición del certamen en 1953, 'con el consentimiento del todopoderoso Ministerio de Información y Turismo, que ejercía la censura cinematográfica', tal y como recuerda el libro.

El desfile de actores, actrices y directores se entremezcla con la situación sociopolítica que cada año vivía España, así como con los problemas de organización y dirección de la propia muestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002