EE UU investiga a la cúpula de AOL por manipular la cotización

Los ejecutivos exageraron las previsiones mientras vendían títulos

La cúpula de AOL Time Warner está siendo investigada por la Comisión de Valores (SEC) de EE UU. La SEC sospecha que los directivos formularon previsiones de beneficios exageradamente optimistas en la primera mitad de 2001 para hinchar la cotización y vender a buen precio sus propias acciones. Las acciones de grupo han perdido un 70% de su valor en los últimos 12 meses.

Más información
Varios consejeros quieren destituir al presidente de AOL Time Warner

La investigación afecta a 15 directivos, entre los que figuran el presidente, Steve Case, y el consejero delegado, Dick Parsons. En total, los altos directivos de AOL Time Warner se embolsaron unos 500 millones de dólares por ventas de acciones entre febrero y junio del año pasado. En ese periodo, la compañía insistió ante los inversores en que se cumplirían los objetivos marcados en 2000, cuando se produjo la absorción del grupo de información y entretenimiento Time Warner por parte del operador de Internet AOL. El grupo dijo una y otra vez a la SEC que la facturación crecería un 12% en 2001 y que los beneficios brutos se dispararían un 30%.

La burbuja bursátil ya había empezado a desinflarse, las expectativas de crecimiento de Internet se habían reducido sustancialmente y pocos analistas consideraban realista el optimismo del grupo. Pero la fe exhibida por los directivos evitó que el precio de las acciones cayera. Esos mismos directivos, mientras tanto, vendían sus propias acciones, obtenidas a través de las opciones (stock options) generosamente distribuidas a raíz de la fusión.

Steve Case, el presidente, ganó 100 millones de dólares con la operación. Ted Turner, fundador de CNN, que había decidido distanciarse del grupo por ser contrario a la fusión de AOL con Time Warner, vendió casi todo su paquete con un beneficio de 117 millones de dólares. Dick Parsons, actual consejero delegado, ganó 21 millones. Bob Pittman, que dirigía las operaciones de Internet, ganó 66 millones.

Gestión polémica

Pittman puede considerarse responsable de que la SEC fijara su atención en AOL Time Warner. Su gestión como responsable de Internet fue muy polémica e incluyó graves irregularidades. El pasado día 15, AOL Time Warner se vio obligada a admitir que había hinchado en 49 millones de dólares los ingresos de su división de Internet. Bob Pittman había dimitido una semana antes. Cuando la SEC repasó las compras y ventas bursátiles de Pittman no sólo comprobó que éste se había enriquecido; descubrió que todos los altos cargos (menos el ex director ejecutivo, Gerald Levin, que dejó el cargo a finales de 2001) habían hecho lo mismo.

Otro gigante en dificultades es Citigroup, la mayor corporación financiera de EE UU. La fiscalía de Nueva York investiga a Salomon Smith Barney (SSB), una filial de Citigroup dedicada al análisis bursátil que se caracterizó por 'calentar' las acciones de telecomunicaciones y cuyo máximo gurú, Jack Grubman, abandonó la firma hace unos días. Los fiscales analizan la actuación del director ejecutivo de Citigroup, Sanford Weill, en una operación entre SSB y AT&T que dejó grandes beneficios a la firma de analistas y sólo fue posible porque Grubman mejoró de un día para otro su estimación sobre las expectativas de la empresa. Según los fiscales, Weill y Grubman se pusieron de acuerdo para cambiar la 'nota' de AT&T, engañando a los inversores que confiaban en las evaluaciones de SSB.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS