Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno navarro intervino las cuentas de Salud para controlar el gasto sanitario

El departamento asegura que funciona con normaliad y no hay recorte asistencial

El Gobierno navarro decidió el pasado mes de junio, en un acuerdo del que no se ofreció ninguna información oficial, intervenir los gastos de su Departamento de Salud y someterlos a un exhaustivo control de fiscalización, según reveló ayer el PSN, aportando copias de dicho acuerdo. El consejero de Salud, Santiago Cervera, solicitó en esa fecha suplementos de crédito por 48 millones de euros para poder afrontar las necesidades sanitarias de la población navarra hasta finales de este año.

Lo que para los socialistas constituyó un 'grave problema de déficit' intencionadamente 'ocultado' a la sociedad por el Ejecutivo de Miguel Sanz, en palabras de Cervera, que distribuyó ayer tarde un comunicado con su versión, no fueron sino 'insuficiencias financieras' del departamento, derivadas de la situación de prórroga presupuestaria que vive la comunidad foral. El consejero atribuyó la responsabilidad de esta situación 'al PSOE y a Batasuna', recalcando que los socialistas 'están haciendo todo lo posible por impedir que la sanidad disponga de fondos suficientes'.

La situación condujo a que el Consejo de Gobierno del 17 de junio estableciese un plan de choque para controlar detalladamente el gasto de la consejería y someterlo a exhaustivos informes fiscalizadores del Servicio de Intervención.

El Gobierno foral no dio a conocer sus acuerdos. El 26 de junio, un rotativo local avanzó la situación, aunque sólo habló de que se había 'pedido' a Cervera un mejor control del gasto.

Navarra es la comunidad española con mayor gasto sanitario por habitante y año, 1.000 euros, y su presupuesto de salud ha venido creciendo del 8% al 10% anual frente a un aumento de la economía cifrado en el 3,5%, una desviación que ya fue advertida la pasada primavera por el consejero de Economía y Hacienda, Francisco Iribarren.

El crecimiento de la población inmigrante (25.000 nuevas tarjetas sanitarias), la aplicación de la jornada de 35 horas, el envejecimiento poblacional (18% de mayores de 65 años) y un crecimiento del gasto farmacéutico del 12%, similar, según el director de Salud, Juan Ramón Rábade, al del resto de España, aunque muy superior a las medias del 7% al 9% de anteriores ejercicios, explican un déficit que llevaron al departamento a pedir la habilitación de suplementos de crédito extraordinarios por 48 millones. Salud cerró 2001 con un déficit de nueve millones de euros y un gasto farmacéutico de 104 millones, lo que supuso un desvío presupuestario del 7,82%.

Los socialistas Elena Torres y César López Dios interpretan la situación de forma radicalmente distinta. 'Descontrol del gasto', 'riesgo' para el Servicio Navarro de Salud y 'ocultación de las medidas de intervención' adoptadas por el Gobierno serían, en su opinión, las claves de la actuación regionalista. El PSN distribuyó copias de los acuerdos de intervención, destacando que el 17 de junio el Ejecutivo decidió incluso prohibir la autorización de gasto en las partidas de Salud no afectadas por el déficit, prohibición levantada el 2 de julio.

El PSN asegura que los regionalistas no han sabido controlar un gasto desaforado que puede 'hacer tambalearse' el sistema público de salud y que en junio decidió 'intervenir' las cuentas del departamento para 'ocultar con aviesas intenciones la mala gestión del departamento'. Cervera lo negó tajantemente. 'Trabajamos con la más absoluta normalidad', replicó el consejero, quien, de paso, acusó al PSN de preferir que el recargo del nuevo impuesto de carburantes se lo 'queden las petroleras' en vez de financiar el déficit sanitario.

Antes de decidir la intervención, el Ejecutivo estudió el 17 de junio un informe del director gerente del Servicio Navarro de Salud que ponía de manifiesto una insuficiencia de 75 millones de euros, detallaba un incremento anual acumulativo del gasto 'muy superior al PIB nominal' y reflejaba una desviación creciente en los últimos años. Automáticamente, el Gobierno propuso un plan de choque para el control del gasto farmacéutico y decretó una verificación por la Intervención fiscal para garantizar que los compromisos de gasto tuvieran el correspondiente soporte presupuestario. El Ejecutivo exigió conocer previamente todos los 'desarrollos, planes y propuestas' del departamento.

El director general de Salud apuntó que los socialistas pretenden generar 'una alarma infundada'. Rábade añadió: 'El plan de control se está cumpliendo sin que haya habido ninguna merma en la calidad del servicio sanitario. No está en entredicho la viabilidad del sistema'. Según Salud, el aumento de gasto farmacéutico no es extraordinario en Navarra, sino similar al estatal y atribuible a la salida al mercado, autorizados por el ministerio, de nuevos fármacos más caros.

Programas polémicos

Los socialistas acusaron a Cervera de 'vender' novedosos programas asistenciales en realidad 'inexistentes' o 'inaplicables'. El consejero lo negó. Según el PSN, el decreto que garantiza la libre elección de médicos de familia, pediatra, ginecólogo y psiquiatra es 'inviable' por falta de facultativos y el elevado número de tarjetas sanitarias que soportan los médicos afectados, 1.700 por profesional. Cervera replica que el plan es 'plenamente vigente' y no depende de recursos presupuestarios. 'Tenemos las mejores cifras de España en cartillas de atención primaria (1.432 por facultativo) y pediatría (873)', dijo. Los socialistas exigieron explicaciones al anuncio del Ejecutivo de que los pacientes de Parkinson (1.100 en Navarra) podrán ser sometidos a cirugía en la Clínica Universitaria de Pamplona, cuando hasta ahora eran enviados a la Clínica Quirón de San Sebastián. 'Sospechamos que no existe concierto alguno', dijeron Torres y López. Cervera contestó que la mejora asistencial es 'evidente'. Los socialistas deploraron las 'lamentables' condiciones en que deben ir a Pamplona los enfermos de cáncer para tratarse, al incumplir Salud el mandato parlamentario de crear unidades oncológicas en los hospitales de Tudela y Estella. Cervera anunció que la primera se abrirá en septiembre y la de Estella, justo después.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de agosto de 2002

Más información