Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué consigue el control de la Comisión de Telecomunicaciones

Economía seguirá fijando, no obstante, las tarifas de Telefónica

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), el máximo organismo regulador del sector, dependerá a partir de ahora del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Su titular, Josep Piqué, ha conseguido arrancar esta competencia a Economía, de quien dependía hasta ahora, aunque el departamento de Rato mantendrá el control para fijar las tarifas de Telefónica.

La adscripción de la CMT a Ciencia y Tecnología, aprobado ayer por el Consejo de Ministros, es el primer objetivo que consigue Piqué al frente de este ministerio, que fue fuertemente criticado desde su creación precisamente debido a la falta de competencias.

En realidad, la CMT, desde su creación en 1996 dependió del Ministerio de Fomento que tenía las competencias de telecomunicaciones, pero con la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en abril del 2000, y contra todo pronóstico, pasó a depender del Ministerio de Economía.

Discrepancias

De hecho, las discrepancias entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología, ocupado por Anna Birulés, y la CMT han sido frecuentes e, incluso, se han recurrido resoluciones de forma recíproca. El cambio se produce en un momento muy delicado, ya que el Gobierno prepara una serie de medidas liberalizadoras, con las que intenta, por una parte, atender a las reclamaciones de los nuevos operadores de telecomunicaciones que apenas han arañado un 15% de cuota de mercado. Pero, al mismo tiempo, el Ejecutivo no quiere descuidar a Telefónica, la primera empresa del país, y pretende flexibilizar el actual sistema de precios máximos (price cap) como compensación.

Precisamente, Economía ha retenido la competencia sobre la fijación de tarifas (las propone a la Comisión Delegada para Asuntos Económicos) que, en su día, arrebató a Fomento con la justificación del controlar mejor la inflación.

En este maremágnum competencial, aunque la CMT pase a depender de Ciencia y Tecnología, sus miembros serán propuestos también por Economía.

El Consejo de Ministros aprobó ayer también el nuevo organigrama de Economía que incluye la creación de la Dirección General de Defensa de la Competencia. El objetivo de la nueva estructura básica del Ministerio de Economía es adaptar las direcciones generales a las recién creadas secretarías de Estado.

Así, la actual Secretaría de Estado de Economía mantiene la Dirección General de Política Económica y suprime la de Políticas Sectoriales, cuyas competencias serán asumidas a partir de ahora por la nueva dirección general que se crea en la Secretaría de Estado de Energía, Desarrollo Industrial y Pymes, que centralizará todas las políticas destinadas al desarrollo empresarial. En la secretaría de Estado de Energía, Desarrollo Industrial y Pymes, que ocupa JoséFolgado, se mantienen las direcciones generales de Política Energética y Pymes, y se crea la de Desarrollo Industrial e Incentivos Regionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de julio de 2002