Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LAS TELECOMUNICACIONES

El sector de las telecomunicaciones invirtió un 19,6% menos en 2001

La facturación aumentó un 13,86%, según el informe de la CMT

El sector de las telecomunicaciones en España sufrió sólo ligeramente la desaceleración económica de 2001. La facturación del sector fue de 28.216 millones de euros, un 13,86% más que en 2000, según el informe anual de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Sin embargo, la crisis por la que atraviesa el sector se tradujo en una caída del 19,6% en la inversión. La telefonía móvil repitió protagonismo: los ingresos crecieron un 29,05%, con casi 30 millones de clientes, unas cifras con las que ha alcanzado su 'madurez'.

'El sector sigue teniendo un potencial de crecimiento enorme', concluyó el presidente de la CMT, José María Vázquez Quintana, tras presentar el informe en Sevilla, que no sólo se apoyó en los datos recogidos en la memoria de 2001, sino también en las cifras que ya conoce del primer semestre de este año: 'Es una tendencia que no cede, los recelos de los mercados financieros no están justificados'.

Los datos de 2001 sí muestran que el ritmo de crecimiento aflojó. El aumento de la facturación, cercano al 14%, fue menor que en años precedentes (19% en 1999 y 17% en 2000) y Vázquez Quintana admitió que algunas cifras corroboran 'un ligero desmayo en las expectativas'. Por primera vez en los últimos años, la inversión descendió: 8.190 millones de euros en 2001 frente a los 10.186 de 2000. Y la facturación publicitaria también cambió de signo, con un descenso del 18,27%.

Vázquez Quintana recalcó que las telecomunicaciones (telefonías, grupos audiovisuales e Internet) se han convertido en un sector 'esencial' en la economía española, con una facturación equivalente al 4,34% del PIB y casi 95.000 personas empleadas. Una fortaleza que se fundamenta, sobre todo, en la irrupción de la telefonía móvil, que ha pasado, en sólo cinco años, de unos cinco millones de clientes a 29,6 millones en 2001, una tasa de penetración del 72,1%.

Mensajes cortos

A pesar de que el número de clientes aumentó de modo más moderado (un 22% frente al 133% de 1999), el incremento de la facturación por servicios de móviles fue de 1.421 millones de euros, un 29% más que en 2000, con una aportación espectacular de los mensajes cortos, que ya generan el 10% de las ventas.

El Grupo Telefónica facturó el 63,6% de todo el sector (65% en 2000), Vodafone se mantiene en la segunda plaza con el 10,19% y Auna alcanzó el 8,4% del mercado. Dentro de este grupo, Retevisión se consolidó en el segundo puesto del mercado de telefonía fija por todos los conceptos, después de Telefónica de España.

Sobre las tribulaciones que está pasando Telefónica, Vázquez Quintana consideró un 'rasgo de valor' la decisión de la compañía de provisionar las inversiones (casi 5.000 millones de euros) realizadas para comprar licencias de móviles de tercera generación y valoró como 'un paso rutinario' el recurso entablado por la empresa contra la multa de 18 millones que le impuso el organismo por poner trabas a la competencia.

La Red también aumentó su negocio: los ingresos de los proveedores superaron los 460 millones de euros, casi un 60% más, y la facturación publicitaria se cuadruplicó, aunque el comercio electrónico perdió peso.

Los operadores audiovisuales fueron los únicos que perdieron comba en 2001, con un recorte de los ingresos del 13,26%. Por el contrario, las televisiones de pago aumentaron sus ingresos un 19%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de julio de 2002