Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prevé realizar la reforma educativa con sólo 2.800 profesores más

Educación destina más del doble del presupuesto a la privada que a la pública en secundaria

El Gobierno prevé poner en marcha la reforma de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) con sólo 2.800 nuevos docentes: 2.300 de la ESO (un profesor más por cada 800 alumnos), 300 de lengua extranjera y 200 para programas con inmigrantes, según se desprende de los datos remitidos por Educación a Hacienda sobre la ley, que aprobará hoy el Consejo de Ministros. Las clases de 3º y 4º de la ESO (14 a 16 años) de todos los centros se reorganizarán en cuatro itinerarios (el cambio de mayor envergadura) con sólo 2.300 nuevos profesores, para los que se destinarán 75 millones de euros anuales. De éstos, 52 millones irán a profesores de centros privados concertados, y 23 millones, de públicos.

A pesar de que los nuevos docentes que prevé financiar el Gobierno representan uno por cada 800 alumnos de media en la ESO, hay una gran diferencia entre los que se destinarán a cada red en esta etapa: se aportarán 738 profesores (uno por cada 1.700 estudiantes) para la pública y 1.564 (un docente por cada 400 alumnos) para la privada. Actualmente hay 1.254.000 estudiantes de ESO en centros públicos y 651.000 en centros privados.

El aumento total previsto del profesorado de secundaria (para los itinerarios), primaria (para lengua extranjera) y para la atención de inmigrantes previsto, según se desprende de la memoria económica remitida por el Ministerio de Educación al de Hacienda, representa un aumento de sólo un 0,5% de los docentes actuales de estas etapas (510.000).

La cantidad que el Gobierno español prevé destinar a los cambios en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) representa el 83% del presupuesto total que se destinará a la ley: 90 millones de euros anuales. La memoria económica de la ley prevé destinar 12 millones el año próximo a esta reforma, 46 millones en 2004 y 90 millones anuales a partir de 2005. El Gobierno británico financiará su reforma educativa destinada a mejorar la educación en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte con 20.000 millones de euros anuales y Estados Unidos destinará a su reforma, centrada en el apoyo a las minorías y a la primaria, 30.000 millones de euros anuales.

Del análisis de los datos complementarios que desglosan el cálculo de las partidas recogidas en el último texto de la memoria económica de la Ley de Calidad se deduce además que el presupuesto previsto para financiar la separación de los alumnos en cuatro itinerarios según su rendimiento a partir de los 14 años en los centros privados representa el 69% de esta partida, frente al 31% que irá para los públicos. Este dato contrasta con el hecho de que en la actualidad el 68% de los centros que imparten 3º y 4º de la ESO en España son públicos.

Respecto a los profesores que se van a destinar para impartir la asignatura de lengua extranjera en 1º y 2º de primaria, la memoria económica señala que la inversión anual será de 8,2 millones de euros y que el coste de cada profesor (tanto de la pública como de la privada concertada) ronda los 27.000 euros, por lo que el presupuesto da para contratar a 300 profesores.

El documento señala que para este fin 'se aprovecharía al profesorado que ya imparte a partir de 3º de primaria esta materia' y hace referencia al 'mejor empleo' en el futuro de esos docentes. Esto supondrá que los profesores de lengua extranjera que estén actualmente completando su horario lectivo dando horas de refuerzo de materias como lengua y matemáticas o ayudando en tareas de dirección o de coordinación en los centros tendrán que dejar estos apoyos.

El coste de los programas (que serán sobre todo de lengua y matemáticas) para alumnos inmigrantes es de 7,2 millones de euros, según el texto. La memoria económica no detalla la metodología utilizada por Educación para deducir esta cantidad. Pero, si se toma como base el coste de los profesores de primaria y secundaria se puede deducir que se destinará a alrededor de 200 profesores a atender estas necesidades en los 21.200 centros de educación no universitaria que hay en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de julio de 2002