Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace el Instituto de Medicina Legal entre críticas por la falta de forenses

El fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, y el juez decano de Barcelona, Joaquim Bayo, reclamaron ayer del Gobierno catalán que duplique la plantilla de forenses que trabajan para la Administración de Justicia. La petición fue realizada precisamente en el acto de presentación del recién creado Instituto de Medicina Legal de Cataluña, dependiente del Departamento de Justicia y que nace con años de retraso respecto a otras comunidades autónomas. La creación de este organismo implicará una estructura más ágil y moderna que la anterior, en la que cada juzgado de Barcelona tenía asignado un forense.

La plantilla actual de forenses en Cataluña es de 125 profesionales, que el año pasado realizaron 5.100 autopsias y emitieron 50.000 informes a petición de los juzgados. En los próximos meses se sumarán a esa plantilla otros 12 forenses. El consejero de Justicia, Josep Delfí Guàrdia, aseguró que el instituto nace bajo los principios de territorialización, racionalización y especialización, pero el fiscal Mena advirtió que 'empieza una nueva etapa con los mismos miembros, y como no se ha duplicado la plantilla, vamos a seguir teniendo los mismos problemas' al tiempo que reclamó 'inteligencia para administrar desde la escasez'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 2002