Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez española interviene en las reclamaciones contra el 'corralito'

La juez titular del juzgado 67 de Madrid, Amparo Delgado, ha atendido la reclamación de un centenar de clientes (entre ellos dos españoles) del Banco Río de Argentina, bajo control del SCH, con ahorros atrapados en el corralito, las restricciones impuestas a la retirada de fondos de los bancos. Los afectados buscan un acuerdo en un acto de conciliación convocado en Madrid el 16 de julio, un día antes de que acabe el plazo para el canje de depósitos por bonos.

La demanda ha sido tramitada en España por el abogado Iván Hernández Urraburu, socio del argentino Carlos Wiater. La juez alude a 'una cláusula general de atribución de competencia de los litigios civiles a los tribunales españoles, cuando el demandado tenga su domicilio en España'. Fuentes del SCH aseguraron ayer no tener 'constancia'. A su juicio, es el Banco Río el que tiene que responder 'al ser independiente'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 2002