Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU denuncia a España por el trato a los niños inmigrantes

El Comité de los Derechos del Niño reclama 'medidas urgentes' en Ceuta y Melilla

La ONU está 'profundamente alarmada' por la situación de los menores inmigrantes en España. En un informe fechado ayer, su Comité para los Derechos del Niño exige al Gobierno 'medidas urgentes' para erradicar los 'malos tratos' por parte de funcionarios de la Administración, la 'saturación y las malas condiciones' de los centros de acogida, los 'fallos en la concesión de la residencia temporal', la 'denegación del acceso a la salud y a la educación' y las 'expulsiones sumarias'. La ONU coincide con los recientes informes de Amnistía Internacional, Human Rights Watch y el Defensor del Pueblo.

En un texto de 11 folios, titulado Observaciones finales del Comité de los Derechos del niño en España, la ONU utiliza un lenguaje inusualmente duro para exigir al Gobierno que solucione la situación de los menores inmigrantes desamparados, especialmente de los marroquíes que han entrado ilegalmente en Ceuta y Melilla.

'El Comité lamenta que algunas de sus recomendaciones anteriores no hayan sido escuchadas', y cita especialmente las referentes a los menores transfronterizos. En este sentido, formula cinco acusaciones que coinciden, punto por punto, con las expresadas en los últimos dos meses por Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRG) y el Defensor del Pueblo. Los informes de estas organizaciones humanitarias fueron rechazados en su momento tanto por el Gobierno central como por los de Ceuta y Melilla.

En esta ocasión, el Ministerio del Interior no ha respondido a las llamadas de EL PAÍS para que valorase el informe de Naciones Unidas. Fuentes de la Misión de España ante la ONU señalaron que la situación de los menores en las ciudades autónomas es 'un problema muy serio y complejo' y que se está trabajando para lograr una solución. Sobre otros puntos, se mostraron en desacuerdo con el texto y afirmaron que los expertos que lo redactaron no han estudiado suficientemente ni la legislación ni el sistema autonómico español.

Las cinco críticas sobre las que Naciones Unidas 'expresa su alarma' son las siguientes:

-Malos tratos de niños a manos de la policía durante las expulsiones forzadas a su país de origen. 'En algunos casos', añade, 'fueron deportados sin acceso a asistencia legal ni traductor'.

-Fallos a la hora de proporcionar a estos menores la residencia temporal a la que tienen derecho legal, y despreocupación de los departamentos de Asuntos Sociales, pese a que son sus tutores legales.

-Saturación y malas condiciones de los centros de acogida y casos de malos tratos por parte de los cuidadores y de otros niños.

-Denegación del acceso a la atención sanitaria y a la educación, a pesar de que la ley garantiza ambas.

-Expulsiones sumarias sin comprobar que efectivamente los niños retornan con sus familias o se hacen cargo de ellos organismos de acogida en sus países de origen.

Garantizar la educación

La ONU recomienda al Gobierno que adopte medidas urgentes para garantizar el acceso a la educación, la sanidad y la documentación. Le pide que dote a Ceuta y Melilla de los recursos financieros y humanos necesarios para hacerse cargo de los menores. Además, exige que las autoridades españolas se coordinen con las marroquíes para garantizar que los niños devueltos son acogidos por sus padres o por organizaciones sociales, y que impidan las expulsiones irregulares.

La ONU solicita una investigación eficaz sobre las noticias de malos tratos. También, que las autoridades ofrezcan a los niños información sobre sus derechos, incluida la posibilidad de pedir asilo; tomen todas las medidas necesarias para mejorar las condiciones de vida y de seguridad en los centros de acogida y entrenen adecuadamente a sus cuidadores; establezcan mecanismos para dar curso a las quejas de los niños sobre la forma en que son atendidos; ordenen revisiones regulares sobre el estado de los centros de acogida.

Por último, recomienda al Gobierno que considere la posibilidad de firmar y ratificar la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Inmigrantes y los Miembros de sus Familias. El Comité de Derechos del Niño recuerda que ya había hecho esta recomendación en análisis anteriores.

El informe aborda también la situación de menores inmigrantes en otros lugares de España: 'Hemos notado, con preocupación, su alto grado de absentismo escolar y fuertes dificultades de integración. Algunos niños, y especialmente las niñas, no completan su educación obligatoria o tienen graves dificultades para seguir las clases'.

La ONU expresa su preocupación por los informes sobre mutilaciones genitales a mujeres de origen subsahariano y pide al Ejecutivo que elabore un estudio en este sentido.

Asimismo se refiere a los retrasos en la reunificación familiar de los refugiados legalmente reconocidos y en especial en la entrega de visados por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de junio de 2002