Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Finlandia liquida el parón nuclear en la UE al aprobar una nueva central

La comisaria de Energía, Loyola de Palacio, aplaude la decisión

La industria nuclear se ha anotado un tanto. El Parlamento finlandés votó ayer a favor de la construcción de una nueva central, la quinta del país, tras 15 años de discusiones. Concluye así un largo proceso que pone fin a la tácita moratoria nuclear vigente en la Unión Europea (UE) desde hace una década. La comisaria europea de Energía, Loyola de Palacio, respalda la decisión de Finladia, que, dijo, es una muestra de la necesidad de reanudar el debate sobre futuro de la energía nuclear en la UE.

Con 107 votos a favor y 92 en contra, el Parlamento finlandés dio luz verde al nuevo reactor. Por fin, los defensores de la central nuclear, que ya intentaron sacar adelante el proyecto hace nueve años, han podido curar sus heridas. En su anterior fracaso, el desastre de Chernóbil estaba todavía muy reciente. Ahora, el miedo ha remitido y otros países europeos han abierto el debate sobre las ventajas de esta energía.

Las cuatro centrales existentes en Finlandia generan el 30% de la electricidad que se consume en el país, un porcentaje similar al de España y uno de los más altos de la UE. Sin embargo, la gran industria, la metalurgia y las papeleras finlandesas devoran el 55% del consumo.

El objetivo de la nueva central es reducir la dependencia energética exterior y disminuir las emisiones de efecto invernadero. 'Finlandia ha tomado una decisión conforme a sus intereses', indicó el primer ministro, Paavo Lipponen, gran defensor del proyecto. Finlandia se convertirá en el tercer país europeo, después de Francia y Bélgica, más dependiente de la energía nuclear. El nuevo reactor será construido en cuatro años y costará entre 1.700 y 2.500 millones de euros.

La aprobación del proyecto pone en una incómoda posición a Los Verdes. Son contrarios a la central, pero forman parte de la coalición que gobierna el país. Todo indica que podrían abandonar el Ejecutivo este fin de semana.

El paso de este país puede ser un punto de inflexión en la política energética europea. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ya ha manifestado que quiere derogar el referéndum de 1984 que mantiene a su país libre de energía nuclear. La comisaria Loyola de Palacio apoyó ayer la nueva central. 'La opción de la energía nuclear debe permanecer abierta para todos en la UE', dijo De Palacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de mayo de 2002