Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

Iniciación laboral en Europa

El proyecto Argos del Ministerio de Educación ofrece a los licenciados 858 prácticas en empresas extranjeras

Salir a trabajar fuera de España es un poco más fácil. Eso es al menos lo que pretende el proyecto Argos, una idea financiada por el Ministerio de Educación y la Unión Europea, por la cual 858 titulados universitarios harán prácticas de seis meses en empresas europeas hasta mayo de 2003. Fomentar la movilidad y favorecer la inserción laboral son sus objetivos principales.

Aunque teóricamente se puede elegir entre 28 países, los becarios han ido a 13, sobre todo Alemania, Reino Unido y Portugal
El presupuesto total asciende a 4.885.839 euros, aportados por el Ministerio de Educación, la UE y las empresas participantes

Haber acabado los estudios universitarios hace menos de cinco años; estar buscando el primer empleo relacionado con la titulació; no haber gozado nunca de una beca Leonardo; y tener ganas de trabajar fuera de España desde ya hasta mayo de 2003. Ésos son los únicos requisitos para poder solicitar un beca Argos, una práctica de seis meses en alguna empresa de 28 países (los miembros de la UE, los países asociados y los de Europa central y oriental). La remuneración: 450 euros mensuales, el coste del viaje, un seguro médico y la posibilidad de hacer un curso de idioma que no supere los 200 euros. Además, si hay suerte, la empresa facilita el alojamiento, la comida o el transporte para moverse en la ciudad.

Aunque no es la primera vez que los estudiantes pueden acceder a una beca de estas características -hasta ahora algunas universidades tenían un proyecto similar para sus licenciados- sí que es el de 'mayor envergadura' que se pone en marcha, según el director general de Universidades, Ismael Crespo. Primero, porque es de ámbito nacional (cualquier licenciado de cualquier universidad puede solicitarla), segundo por el volumen de becas que va a suponer (un total de 858 entre noviembre de 2001 y mayo de 2003) y, tercero, por el presupuesto calculado (un total de 4.885.839 euros, de los que 3.005.060 son aportados por el Ministerio de Educación, 643.543 por el programa Leonardo de Vinci de la UE y 1.237.236 por las empresas participantes).

'El objetivo de estas becas no es que los chavales se coloquen definitivamente donde van, aunque se están dando casos también, sino fomentar la movilidad de los titulados en Europa y su experiencia profesional y de formación', asegura Crespo. Las becas, que son gestionadas por la Fundación Ciencia y Tecnología (Fundecyt), son siempre para trabajos cualificados y relacionado directa con la titulación de los candidatos. 'No nos vale que el Burger King nos diga que está buscando a alguien para poner las mesas', ironiza el director general.

Un parche

'La posibilidad de salir seis meses a trabajar fuera está bien', señala contento Santiago Sánchez Portales, un licenciado de 24 años en Comunicación Audiovisual que ha conseguido una beca en Doclab, una empresa italiana de producción de documentales. Y añade: 'Pero no deja de ser un parche, un reflejo de lo mal que está el mercado laboral, que no ofrece salidas a los jóvenes, y de lo mal que está la universidad, porque después de cinco años estudiando no te capacita para trabajar'.

Santiago ha tenido que seguir el mismo proceso de selección que todos los candidatos: meter su currículo en la página del proyecto (www.becasargo.net) y esperar que alguna empresa solicitara a un becario que respondiera a su perfil. De momento más de medio centenar de empresas (desde Nokia en Finlandia a Philips de Holanda o Deutche Telekom en Alemania) han presentado una oferta y unos 3.000 titulados se han inscrito. 'Es el mismo sistema informático el que busca al candidato más idóneo. Y si hay más de uno, la empresa recibe sus datos y le entrevista telefónicamente, con lo que el joven tampoco se tiene que mover', dice Crespo.

Aunque teóricamente se puede ir a 28 países distintos, los 106 becarios que hasta ahora han salido fuera a trabajar han ido a 13 y la inmensa mayoría están trabajando en Alemania (27), el Reino Unido (17), Portugal (12), Grecia (9), Francia (8), Irlanda (8) y en Bulgaria (7). Las titulaciones de los becarios son mucho más variadas: los hay de 51 estudios, pero Derecho y Biología arrasan con un 12% cada una.

Juan José Sánchez Sequeda, un licenciado de 25 años en Administración y Dirección de Empresas, está trabajando desde hace dos semanas en Novadelta, una manufacturera y distribuidora de café en Portugal, y se muestra más optimista que Santiago. 'Había intentado trabajar antes, pero las ofertas en mi especialidad eran para comerciales, así que preferí esperar. Creo que es una buena salida estar seis meses en el extranjero. Sobre todo por el prestigo que da en tu currículo', asegura.

Crespo señala que la intención del ministerio es volver a financiar un proyecto similar una vez que acabe esta convocatoria. Pero, de momento, tiene otro en mente: 'Es el proyecto Faro, que al igual que éste estará cofinanciado por la UE y que está dirigido a jóvenes que todavía están estudiando y que quieran hacer una práctica en una empresa extranjera'. Serán de menor duración, y habrá que esperar a la convocatoria - previsiblemente en junio o julio- para la que el ministerio destinará entre 450 y 500 millones de euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción