Los bancos restringen la emisión de tarjetas de crédito en Argentina

Muchas entidades han subido los intereses

Ya no hay crédito para nadie en Argentina. Desde que declaró la suspensión de pagos de los títulos de su deuda pública, el Estado no logra asistencia financiera internacional ni préstamos de los países de la región. A su vez, los bancos, que limitan la retirada de fondos de los clientes atrapados en el corralito desde comienzos de diciembre pasado, se niegan ahora a emitir tarjetas de crédito a quienes ganan menos de 5.000 pesos mensuales (unos 1.650 euros), han elevado los intereses que cobran por su uso y reducido el límite de gasto.

No hay cuotas ni aun cuando se pague en dólares. En el caso de que exista alguna posibilidad de financiar una compra inferior a los 3.000 pesos (660 euros), el interés sobre el saldo alcanza niveles de usura. La tarjeta Visa que emite el Banco de la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo, ha aumentado la tasa del 40% al 52% mensual. El Banco de la Ciudad de Buenos Aires, del 29% al 36%. Las tarjetas de crédito del HSBC han pasado del 40% al 60% y el del Río, controlado por el Santander Central Hispano, del 44% al 47%.

El sistema financiero argentino atraviesa una grave crisis desde que se impuso el llamado corralito, que consiste en duras restricciones para la retirada de dinero en efectivo de los bancos.

En una carta enviada a sus clientes, Citibank dice que se han visto 'obligados a fijar un nuevo límite de compra y crédito para las tarjetas'. El crédito para los de mayor confianza y poder de compra se redujo de 10.000 a 6.000 pesos. La venta de tarjetas de crédito ha caído un 50%. Los portavoces de los bancos admiten que hay 'más requisitos' para la emisión, pero advierten también de que 'no hay demanda'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS