Los propietarios de Can Masdeu piden que los geos desalojen a los 'okupas'

La Fundación del Hospital de Sant Pau, propietaria de la masía ocupada Can Masdeu, en el barrio de Canyelles de Barcelona, ha solicitado al juez que instruye el caso que los geos (un cuerpo de la policía destinado a operaciones especiales) hagan efectivo el desalojo de sus habitantes de forma 'coercitiva' si es necesario.

El pasado día 2, el juez retiró la orden de desalojo dictada el 30 de abril después de que los okupas permanecieran durante tres días colgados con cuerdas y arneses en la fachada de casa.

Tras la retirada de la orden, los okupas volvieron a la casa y mantienen que no están dispuestos a negociar su futuro si la fundación -integrada por el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Arzobispado de Barcelona- no retira la denuncia por usurpación. Los jóvenes quieren convertir la masía en un centro social y aseguraron ayer que están preparados para afrontar un nuevo intento de desalojo. 'Sofisticaremos la resistencia', dijo un portavoz.

El Ayuntamiento tiene previsto convertir los terrenos que rodean Can Masdeu en un nuevo acceso al parque de Collserola y rehabilitar la masía para convertirla en un equipamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de mayo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50