Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco González elige a dos consejeros vascos para la 'nueva etapa' del BBVA

Se incorporan el presidente de la patronal vasca y la decana de Empresariales de Deusto

Tras la sangría que ha supuesto la marcha de 19 consejeros y la práctica desaparición de representantes vascos en los dos últimos meses, el Consejo de Administración del BBVA incorporó ayer a dos vocales de esa comunidad para iniciar 'una nueva etapa'. Se trata del presidente de la patronal vasca, Román Knörr, y de la decana de Empresariales de La Comercial de Deusto, Susana Rodríguez Vidarte. Junto a ellos también fue nombrado Ricardo Lacasa, ex consejero delegado del Popular. El consejo, que tendrá ahora 15 miembros, aprobó la creación de una comisión que preparará un nuevo código de conducta.

La incorporación de los tres nuevos consejeros y los cambios en diferentes comisiones 'se inscriben dentro de la nueva etapa del BBVA, en la que el consejo de administración tendrá un papel más activo en sus funciones de control y coordinación con el equipo directivo, así como en la supervisión de la estrategia', según explicó ayer la entidad. Con la definición de 'nueva etapa' trata de enterrar 'la refundación del banco', como desde su seno se llegó a calificar el cambio al que condujo el escándalo de las cuentas secretas en paraísos fiscales y los fondos de pensiones para ex consejeros del antiguo BBV.

En el próximo consejo ordinario de la entidad está prevista la incorporación de dos o tres nuevos vocales, de los que uno será extranjero. Cuando se produzcan estas incorporaciones, el consejo tendrá 17 o 18 miembros, frente a los 32 que tenía antes de la crisis.

Primera mujer

Los nombramientos de Román Knörr y de Susana Rodríguez Vidarte suponen un guiño claro a la sociedad vasca tras el éxodo masivo de representantes de las conocidas familias de Neguri que controlaban el banco (los antiguos Vizcaya y Bilbao, para ser más precisos) desde su fundación. Las dos incorporaciones representan a la comunidad vasca , si bien están alejadas del sello de Neguri y no son accionistas relevantes. En el caso de la decana de Empresariales se trata además de la primera mujer que llega al consejo desde que en 1857 se creara el Banco de Bilbao.

Aprovechando los nuevos fichajes, el BBVA (controla el 0,062% del banco) ha remodelado la estructura del consejo. La comisión delegada permanente, principal órgano del consejo, seguirá presidida por González, pero contará con nuevos miembros. Knörr será uno de ellos, junto a Jesús María Caínzos (que se mantiene como único vicepresidente), José Ignacio Goirigolzarri (consejero delegado) y los consejeros Enrique Medina (abogado del Estado), José María San Martín (director gerente de Construcciones San Martín) y Jaume Tomás (consejero de Agrolimen).

La importante comisión de control asumirá las tareas de cumplimiento normativo, y estará presidida por otra de las caras nuevas, Ricardo Lacasa. El ex consejero delegado del Banco Popular es amigo de Francisco González y abandonó esta entidad tras mantener un criterio diferente al de los copresidentes, Luis y Javier Valls, sobre la necesidad de una fusión, tras los sondeos de González, entonces al frente de Argentaria.

Otra novedad es la creación del comité de riesgos, que sustituye al de operaciones. Tendrá funciones de carácter estratégico para todo el grupo en la definición de riesgos, de acuerdo con los nuevos principios del Banco Internacional de Pagos, el banco central de los bancos centrales. Este comité estará presidido por Caínzos, amigo personal de Rodrigo Rato, vicepresidente del Gobierno. Caínzos es uno de los que salen más reforzados con la 'nueva etapa' del BBVA.

El consejo acordó también modificar la composición de la comisión de retribuciones, que estará presidida por Ignacio Ferrero, presidente de Nutrexpa. De esta forma, dentro de la comisión de retribuciones no se incluirá a ningún consejero ejecutivo. Son ejecutivos González, Goirigolzarri y José Maldonado, consejero secretario. Las comisiones informativas estarán presididas por Ramón Bustamante, primo de Rodrigo Rato.

Por último, el consejo acordó crear una nueva comisión con carácter temporal, formada por Caínzos, Lacasa, Ferrero y Maldonado. Esta comisión será la encargada de elaborar las recomendaciones para la preparación del nuevo código de gobierno corporativo del BBVA que sustituirá al actual, puesto en entredicho tras el escándalo de las cuentas secretas.

El PNV 'considera interesante' la llegada de Knörr, por ser un empresario con sensibilidad hacia el País Vasco. El PNV recordó que se trata de un ejecutivo con posiciones nada dogmáticas, que realizará un buen trabajo en la entidad, según Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de mayo de 2002