Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.500 vecinos piden conservar sólo una octava parte de los restos del Born

Otra plataforma insiste en que hay que preservar el yacimiento

A poco más de una semana de que se tome una decisión definitiva sobre el futuro de los restos arqueológicos del Born, la polémica está más encendida que nunca. Ayer, la Plataforma de Vecinos de la Ribera hizo público un manifiesto en el que pide que sólo se conserve como máximo una octava parte de los restos y que se construya la biblioteca. Otra plataforma, en cambio, pide que se salvaguarde el yacimiento.

La Plataforma de Vecinos de la Ribera está integrada por 14 entidades, entre las que figuran desde asociaciones de comerciantes o galerías de arte a clubes de petanca y baloncesto. Desde la pasada semana han recogido unas 1.500 firmas de apoyo a sus reivindicaciones, que a grandes rasgos se concretan en tres grandes puntos: la construcción de la biblioteca en el Born; la documentación de los restos, de los que sólo aceptan que se guarde como mucho una octava parte, y la creación en el barrio de 'un museo habitado', lo que implica la inversión en preservación y restauración de los elementos patrimoniales de La Ribera.

En el manifiesto señalan: 'Ciutat Vella, y en este caso el barrio de la Ribera, conserva por fortuna más de 10 hectáreas de arquitectura histórica del siglo XVIII y anterior al XVIII. Con el dinero que algunos destinarían a la creación de esa infraestructura museística se podría devolver a muchas de nuestras calles y sus casas su antiguo esplendor, recuperando pavimentos, hornos, forjas, talleres, lavaderos y creando así un museo habitado, vivo'. Estos vecinos reclaman que se califique el barrio de 'interés histórico prioritario'. Entre otros temas, piden que se dote al distrito del presupuesto necesario para asegurar la conservación de todo el barrio 'contemplando la recuperación de elementos arquitectónicos ocultos, del antiguo pavimento en las calles peatonales y la reinstalación de talleres con los antiguos oficios que dieron nombre a las calles'. En este sentido, solicitan que se aprovechen los restos de las próximas excavaciones arqueológicas en la restauración de pavimentos de las calles actuales.

Parque temático

La concejal de Ciutat Vella, Katy Carreras, señaló ayer: 'Todo puede estudiarse tras disponer de los preceptivos estudios técnicos, pero en principio un parque temático no es el modelo de ciudad que se plantea el Ayuntamiento en el caso de Ciutat Vella. Lo que sí haremos es continuar con las ayudas a la rehabilitación de los edificios y a la conservación de la identidad del barrio'.

Otras plataformas, como la denominada Salvem el Born, en la que también están representados vecinos del barrio y otras personas interesadas en el yacimiento, aboga por la conservación de los restos y se comprometen a hacer lo posible 'para conseguir el reconocimiento de la extraordinaria importancia social y cultural del yacimiento para el conjunto de la sociedad civil catalana'.

Al debate sobre el futuro del Born se sumó ayer el presidente del PP en Cataluña, Alberto Fernández Díaz, quien acusó a la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona de no haber previsto el posible hallazgo de estos restos pese a que sea un periodo histórico 'de los más analizados de la ciudad'.

Los arqueólogos encargados de las excavaciones presentaron ayer su informe técnico. Es previsible que la decisión definitiva se tome el 6 de mayo cuando se reúna la Comisión de Patrimonio Cultural de Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de abril de 2002