Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fidel llama 'judas abyecto' al presidente de Uruguay

El presidente cubano, Fidel Castro, restó ayer importancia a la ruptura de relaciones con Uruguay -a cuyo presidente, Jorge Batlle, volvió a llamar 'judas abyecto'- y justificó como 'legítima' y 'ética' la difusión de una conversación privada con el presidente mexicano, Vicente Fox, lo que ha provocado una grave crisis diplomática entre ambos países. Castro dijo que no le 'había quedado más remedio' que hacer pública la charla telefónica con Fox porque si no él hubiese quedado como un mentiroso. 'Lo desleal', afirmó, 'fue mentir a la opinión pública y decir que no se me había presionado para abandonar Monterrey durante la Conferencia de Financiación y Desarrollo de la ONU'.

Castro afirmó que la grabación de conversaciones es una práctica común entre gobiernos y dijo que la entrevista telefónica, que calificó de 'hiriente, irrespetuosa y humillante', no tuvo nada de privado. El Gobierno mexicano consideró el lunes 'inaceptable' que las autoridades cubanas hubiesen 'violado la privacidad de la conversación entre ambos mandatarios, rompiendo con ello un acuerdo de confianza y de buena fe'.

El presidente cubano recibió la noticia de la ruptura con Uruguay durante una intervención televisiva, y a bote pronto afirmó: 'Eso no tiene ninguna importancia'. Castro preguntó a uno de sus ayudantes cómo se llamaba el presidente uruguayo, para responderse a sí mismo: 'No importa, nadie se acordará dentro de ocho o 10 años'. El anuncio de ruptura por parte de Uruguay se produjo el martes, después de que Castro llamase a Batlle 'trasnochado y abyecto judas' por presentar una resolución contra Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Uruguay restableció sus relaciones con Cuba en 1986, después de que en 1962, por decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), todas las naciones del continente, excepto México, rompieran con el régimen de La Habana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de abril de 2002