Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE archivó la queja sobre Itoiz sin pronunciarse sobre sus riesgos

La Comisión Europea no avaló la seguridad del embalse de Itoiz ya que esta cuestión 'queda fuera del ámbito de la legislación medioambiental comunitaria' y 'no corresponde a los servicios de la Comisión pronunciarse' sobre la misma, según la respuesta remitida por Georges Kremlis, jefe de Unidad de la Dirección General de Medio Ambiente de la UE, a los abogados de la Coordinadora de Itoiz. El organismo opositor al embalse no ha recibido aún notificación oficial del archivo por los Quince de su queja presentada en 2000 sobre la seguridad de Itoiz, pero ayer, en una conferencia de prensa conjunta con Greenpeace en Pamplona, calificó de 'absolutamente falso' que el archivo de la misma haya significado un aval comunitario a la seguridad del proyecto de embalse como mantuvo el Gobierno central.

El pasado 5 de abril, el Ministerio de Medio Ambiente dio a conocer el archivo de la queja europea sobre la seguridad de Itoiz, que interpretó como la confirmación europea de que el proyecto carece de riesgos.

Sin embargo, la Comisión informó el 24 de enero de 2002 de que, según sus servicios, la cuestión de la seguridad 'eminentemente técnica, excede el ámbito de aplicación de la Directiva 85/337/CEE' y añadió que 'no existe una legislación comunitaria de protección civil aplicable a este caso'.

Sentencia del Supremo

La comisaria de Medio Ambiente, Margot Walström, se pronunció el 6 de julio de 2001 en el sentido de que 'la seguridad del pantano de Itoiz queda fuera del ámbito de la legislación medioambiental comunitaria' y añadió que, por tanto, no existían 'fundamentos jurídicos para que la Comisión tome ninguna medida al respecto'. La Comisión insistió en enero pasado en que 'no corresponde' a sus servicios 'pronunciarse sobre la cuestión relativa a la seguridad de la presa de Itoiz y a la existencia o no de riesgos catastróficos si se procediera al llenado del embalse'.

La divulgación de la carta de la Comisión ha coincidido en el tiempo con la sentencia del Tribunal Supremo que reitera la prohibición de llenar Itoiz, pronunciamiento que para el Gobierno foral es simplemente 'transitorio' y no impedirá que los tribunales respalden la 'legalidad' del proceso de construcción, según indicó ayer la portavoz del Ejecutivo regionalista, Nuria Iturriagagoitia. La consejera se mostró convencida de que la Audiencia Nacional levantará la prohibición.

Los abogados de la Coordinadora y Albert Rodríguez, portavoz de Greenpeace, insistieron en que se trata de la tercera vez que el Supremo se pronuncia contra el llenado y destacaron la trascendencia de la sentencia ante un proyecto 'ilegal e inseguro'.

Por otro lado, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Vicente Lacasa, se ha negado a comparecer ante el Parlamento navarro para explicar la situación actual del conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de abril de 2002