Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero reclama a Aznar respeto a la Constitución para ilegalizar Batasuna

El secretario general del PSOE reprocha al PP que le acuse injustamente de debilidad y ambigüedad

'He demostrado que estoy dispuesto a firmar algo si es bueno para España'. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, respondió ayer al presidente del Gobierno, quien el sábado le emplazó a firmar conjuntamente la demanda de ilegalización de Batasuna. 'Que se ponga a mi lado, me da igual más arriba que más abajo, para intentar ese gran consenso', replicó Zapatero en Valencia, parafraseando al propio Aznar. 'Hablemos. Trabajemos por el diálogo para hacer una ley plenamente constitucional y con la máxima legitimidad que sume a la mayoría de los demócratas', agregó.

Aznar le puso las cosas difíciles a Rodríguez Zapatero cuando, anteayer, dijo en Burgos que su firma encabezará la demanda de los diputados del PP para que el Tribunal Supremo deje fuera de la legalidad a Batasuna. 'Me gustaría tener a mi lado, al mismo nivel, ni un poquito más arriba ni un poquito más abajo, la firma del secretario general de los socialistas', agregó Aznar.

Zapatero sabía que rehusar este ofrecimiento sería difícilmente entendido por la opinión pública -según una encuesta publicada ayer por El Periódico de Catalunya, el 55% de los españoles está a favor de ilegalizar Batasuna-, pero aceptarla sería admitir que la iniciativa de dicha medida corresponda a los parlamentarios, tal como pretende el Gobierno y rechaza el PSOE.

Así las cosas, el líder socialista respondió con los planteamientos que viene repitiendo en las últimas semanas: sí al diálogo para consensuar una ley que sea plenamente respetuosa con la Constitución y tenga el respaldo de la mayoría de los demócratas.

'Aznar me ha hecho un emplazamiento, y ya he demostrado que estoy dispuesto siempre a firmar con el Gobierno si es bueno para España, y lo hice proponiendo yo el pacto antiterrorista', afirmó en Valencia, ante un foro de jóvenes socialistas.

Zapatero aseguró que el PSOE no va a ahorrar esfuerzos para que la convivencia en el País Vasco y en España sea una realidad, para lo que resulta imprescindible 'acabar con el terrorismo y con la impunidad de los que apoyan la violencia'. Por tanto no dejó dudas respecto a que su partido sí quiere ilegalizar a Batasuna; ahora bien, con plenas garantías jurídicas y constitucionales para que ningún tribunal, español o internacional, pueda echar para atrás la medida.

'Le pido a Aznar que hablemos, que hagamos un consenso para que la Ley de Partidos sea plenamente constitucional y sume a la inmensa mayoría de los demócratas', agregó. A la invitación de Aznar de firmar conjuntamente la demanda de ilegalización respondió pidiéndole que se ponga a su lado 'para intentar ese gran consenso, con una ley de partidos que, obviamente, reúna a la mayor parte de ellos'. Ése es el camino, subrayó, y ahí estará 'sin ningún interés electoral'.

Una actitud que, a su juicio, no es la que mantiene el Gobierno. 'Venimos soportando', se quejó, 'ataques injustos al llamarnos débiles o ambiguos y sólo la responsabilidad me hace callar'. Los jóvenes aplaudieron intensamente cuando el líder del PSOE les aseguró que su actitud se debe a la responsabilidad que tendrá dentro de dos años, en referencia a una eventual victoria en las elecciones generales. 'Nosotros los socialistas conseguiremos la paz en Euskadi', aseguró.

El auditorio se puso en pié cuando Zapatero pidió a Aznar que, como presidente de la UE, se dedique menos a criticar al PSOE y más a 'hacer algo para detener la barbarie que se está produciendo en Palestina'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 2002