Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Carvajal recibe el X Premio Antonio Camuñas de Arquitectura por su 'elegancia y refinamiento'

'La arquitectura es humanismo', afirmó ayer el arquitecto Javier Carvajal (Barcelona, 1926) tras recibir el X Premio Antonio Camuñas de Arquitectura, fallado en Madrid, en la sede de la fundación que desde hace 20 años lleva el nombre del arquitecto y catedrático de la Escuela de Arquitectura de Madrid.

El jurado, presidido por Víctor López-Cotelo y formado por Rafael La-Hoz Castanys, Salvador Pérez Arroyo, Ignacio Vicens y Diego Cano Pintos, señala en el fallo por unanimidad que la obra de Carvajal 'es una referencia para entender la arquitectura española de la segunda mitad del siglo XX, y en su labor docente ha desarrollado un estilo de pensamiento que identifica a sus discípulos'. Añade que en sus obras alcanza 'indudables cualidades estéticas y una altura conceptual caracterizada por la elegancia y el refinamiento'.

'He sido arquitecto desde que me salieron los dientes', declaró Javier Carvajal. En la amplia lista de sus proyectos y obras figuran la Torre de Valencia (Madrid), la casa de García Valdecasas, la biblioteca imperial de Teherán, la sede de la organización Mundial de Turismo (Madrid), el palacio de congresos de Pontevedra, el pabellón de España de la feria de Nueva York, la iglesia de la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), el edificio de la Adriática (Madrid), colegio Cardenal Cisneros (Madrid) y el hotel Príncipe de Asturias (Sevilla). Ha desempeñado varios cargos en las escuelas de Madrid, Barcelona y Navarra. 'Ser profesor es lo más feliz de mi vida'.

'La arquitectura no se identifica con ser arte o técnica sino en ser humanismo. Los arquitectos nos servimos de la belleza o de las técnicas pero somos humanistas, al servicio del hombre y buscando su felicidad. Lo fundamental es estar cerca del hombre a través de la eficacia y la belleza', declaró Carvajal. Destacó la gran incidencia de la arquitectura en la ciudad (como el caso del Museo Guggenheim de Bilbao, 'que cumple un papel importante') y en la sociedad. 'El reto de hoy es hacer buena arquitectura y ciudades para los hombres'.

En anteriores ediciones, desde 1985, han recibido el Premio Antonio Camuñas de Arquitectura Félix Candela, Julio Cano Lasso, Francisco J. Sáenz de Oiza, Fernando Chueca Goitia, Alejandro de la Sota, Rafael La-Hoz Arderius, Miguel Fisac, Luis Peña Ganchegui y José Luis Picardo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 2002