Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna se niega a lamentar la muerte del escolta por ser 'accidente laboral'

Los partidos en el consistorio donostiarra se solidarizan con las víctimas

Los grupos políticos representados en el Ayuntamiento de San Sebastián, excepto Batasuna, emitieron ayer un comunicado en el que lamentan la muerte del escolta Joseba Andoni Urdaniz en un tiroteo con guardias civiles cuando ejercía su labor de 'proteger a un cargo público' y se solidarizan con el agente herido. Batasuna se negó a lamentar el fallecimiento del guardaespaldas que interpreta como 'un accidente de trabajo'.

El portavoz de Batasuna en el consistorio donostiarra, Josetxo Ibazeta, explicó que su grupo no firmó el texto suscrito por la Junta de Portavoces de ese Ayuntamiento y mostró su 'extrañeza' ante la celebración de esa sesión, ya que, según dijo, su formación ha reclamado que se convoquen juntas de portavoces, ante hechos 'también lamentables' y sus peticiones 'han caído en saco roto'.

Batasuna se niega sistemáticamente a suscribir los documentos de condena tras cada atentado de ETA y se limita precisamente a lamentar los asesinatos terroristas.

Ibazeta consideró que el tiroteo de San Sebastián que costó la vida a Urdaniz se puede 'interpretar incluso' como un 'accidente de trabajo, que por supuesto tiene unas características muy concretas que se dan en un contexto político muy concreto'.

'Desgraciadamente' en la ciudad hay 'trabajadores que dejan su vida' sin que la institución municipal convoque una junta de portavoces, adujo. Ibazeta mostró la disposición de Batasuna a ponerse en contacto con 'los familiares y amigos de la víctima' para transmitirles su pésame, 'pero a otro nivel, sin buscar el eco mediático'.

Junto a los partidos en el Ayuntamiento donostiarra (PSE, PP y PNV/EA) también expresaron su pesar otras organizaciones políticas y cívicas como Gesto por la Paz y Denon Artean, que han convocado para hoy concentraciones en el País Vasco en solidaridad con la familia de la víctima y con 'todos sus compañeros de trabajo que están viviendo en un clima de permanente tensión'.

Asimismo el ministro del Interior, Mariano Rajoy, se dolió por la 'desgracia lamentable' ocurrida ayer en San Sebastián. 'Puedo suponer que en la situación de tensión que allí se vive pudo haber una dramática equivocación', dijo en el chat del diario digital micanoa.com.

Pese a que el fallecimiento de Urdaniz podría interpretarse como un trágico efecto más de la violencia de ETA, fuentes de Interior confirmaron a Europa Press que no cabe aplicársele la Ley de Víctimas del Terrorismo porque su muerte 'no se produjo a consecuencia de un acto de terrorismo', de modo que sus herederos no podrán percibir la indemnización prevista en la norma, según las citadas fuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de abril de 2002