Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios sociales triplican sus actuaciones con menores desprotegidos

El año pasado atendieron a casi 2.000 niños y adolescentes

Los servicios sociales de base de las principales instituciones vascas han triplicado en los últimos seis años sus intervenciones con menores en situación de desprotección. Estos niños y adolescentes pueden estar sufriendo desde malos tratos a cualquier otro tipo de desatención por parte de sus familias. Los datos de 2001 reflejan que los servicios sociales abrieron un total de 1.587 expedientes en los que estaban implicados 1.928 menores, cuando las cifras de 1995 eran de 468 expedientes y 574 menores.

Un estudio realizado por el Ararteko califica de 'preocupante' el aumento y exige una reflexión a las administraciones para conocer qué es lo que está pasando. El mismo informe reconoce que el incremento puede deberse en parte a un aumento real de las situaciones de desprotección en la comunidad y, por otro lado, a una mayor capacidad de detección de los servicios sociales, que hacen aflorar casos de desamparo de menores que antes ya existían, pero que no transcendían.

El fuerte incremento de la intervención protectora de los servicios sociales no ha derivado, sin embargo, en un aumento proporcional de las separaciones de los menores de sus familias. Los datos muestran también un reforzamiento de los acogimientos familiares (los menores son recibidos por familias diferentes a las biológicas) frente a los residenciales (es la institución la que alberga a los menores desamparados). En cuanto a la adopción, es espectacular el incremento de las adopciones internacionales Los vascos realizaron el año pasado 527 solicitudes para adoptar un niño extranjero frente a las 44 a nivel nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de marzo de 2002