CUMBRE DE BARCELONA

El juez deja libres a 29 de los detenidos en los actos antiglobalización

El fiscal les acusa de atentado, desórdenes públicos y, en algún caso, daños

El juez de guardia de Barcelona dejó ayer en libertad a 29 de los 36 detenidos el pasado viernes en los actos de protesta contra la globalización celebrados con motivo de la cumbre de la UE. 28 quedaron en libertad con cargos por desórdenes públicos, lesiones y atentado a la autoridad y para uno de ellos los cargos fueron sobreseídos. Entre hoy y mañana pasarán a disposición judicial los 62 arrestados tras la manifestación del sábado.

Más información

Durante todo el día de ayer comparecieron ante el juez de guardia 29 personas que fueron detenidas el pasado viernes. El juez acordó libertad bajo fianza de 600 euros (100.000 pesetas), para dos jóvenes de nacionalidad eslovena y sueca por no tener domicilio fijo en España, petición que ya fue formulada por el fiscal. Otros 7 de los primeros 36 detenidos ni siquiera acudieron al juzgado, ya que eran menores edad o extranjeros en situación irregular.

Las detenciones del viernes se realizaron en actos muy diversos. Cuatro personas fueron detenidas por encaramarse a una grúa de la Sagrada Familia y otras seis, pertenecientes al grupo abertzale Zuzen, protestaban pacíficamente por la dispersión de los presos etarras. También hubo ocho detenciones en los disturbios ocurridos en La Rambla tras una concentración convocada por el desconocido grupo Març Attack bajo el lema Los ricos también lloran. Otra decena de detenciones se produjeron en el barrio barcelonés de Gràcia al acabar una manifestación de colectivos autodenominados antifascistas y grupos de okupas.

Fuentes judiciales explicaron ayer que, excepto cuatro casos, al resto de detenidos se le acusa de atentado y desórdenes públicos. A algunos, además, se les imputa también un delito de daños. A todos se les aplicará el procedimiento de la justicia rápida, con lo que el juicio contra ellos se celebrará transcurridas entre dos o tres semanas.

Sin embargo, el grupo más numeroso de arrestados, 62 en total, lo fue el sábado por la tarde, cuando 300.000 personas se manifestaron por el centro de la ciudad de manera pacífica.

Algunas detenciones se produjeron antes de que la manifestación se disolviera, cuando un grupo de provocadores lanzó cócteles mólotov contra la policía y asoló a su paso cajeros automáticos de bancos y escaparates de empresas inmobiliarias. El resto fueron detenidos al acabar la marcha, en los altercados callejeros que se prolongaron durante dos horas por La Rambla de Barcelona y las calles adyacentes. Todos ellos pasarán a disposición judicial entre hoy y mañana.

En los dos días de protestas también resultaron heridas 21 personas, aunque ninguna de gravedad. Todas han sido dadas de alta y están ya en sus domicilios. Un joven manifestante necesitó 20 puntos de sutura en una pierna. A esa lista tienen que sumarse 17 policías que resultaron heridos levemente, a excepción de uno que también recibió varios puntos de sutura. Entre este grupo de detenidos hay 13 extranjeros y 2 menores de edad. Estos últimos han pasado a disposición de la fiscalía de menores.

La Campaña contra la Europa del Capital, convocante de la manifestación del sábado, aseguró ayer que algunas detenciones habían sido arbitrarias y que sólo se tuvo en cuenta 'las pintas' o el origen de los manifestantes.

En este sentido, la Asociación Catalana de Ingeniería Sin Fronteras denunció que cinco de sus voluntarios fueron detenidos cuando se encontraban encerrados en un cajero automático de la avenida del Paral.lel 'sin ningún criterio objetivo más allá del aspecto físico'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción