Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush causó una subida del dólar al confundir deflación con devaluación

El dólar avanzó ayer cuando el presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró erróneamente haber discutido con el primer ministro, Junichiro Koizumi, la 'devaluación', cuando en realidad quiso decir 'deflación'. Aunque en el mercado de divisas el comentario dio la impresión de que EE UU toleraba un yen débil, el malentendido fue aclarado por la Casa Blanca en un comunicado y el dólar bajó de nuevo.

A última hora de la tarde el dólar se negociaba en 132,64 yenes, frente a los 132,68 yenes de las primeras negociaciones de la mañana. A lo largo del día, el billete verde osciló entre los 132,40 y los 132,80 yenes, mientras que el mayor volumen de las negociaciones se realizó sobre los 132,65 yenes.

Aparte del desliz verbal de Bush, las negociaciones carecieron de incentivos, dijeron los expertos, quienes aseguraron que los elogios del presidente de EE UU a Koizumi por su espíritu de 'gran reformista' no representaban ninguna novedad. Al llamarle 'gran reformista', Bush aseguró que no había venido a darle consejos, sino a prestarle su apoyo, y de paso mostró su confianza en la habilidad, la estrategia y la determinación que muestra Koizumi para llevarlas a cabo, en la creencia de que sus efectos se multiplicarán por el mundo.

'He sentido en su mirada la seguridad de que continúa adelante con su valiente agenda', afirmó ayer Bush.

'Es importante también que la segunda economía mundial crezca en bien de la región asiática y del mundo' , añadió enfático George W. Bush.

El euro, por su parte, se negociaba a última hora de ayer en 115,90 yenes y 0,873 centavos de dólar, frente a los 115,84 yenes y la misma cotización en dólares de primera hora del día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de febrero de 2002